Uno de cada 5 pesos del gasto público es para pagar pensiones

Uno de cada cinco pesos del gasto público es destinado por el Gobierno Federal para cubrir las pensiones de los sectores público y privado, de acuerdo con datos oficiales. Se trata del rubro que más ha crecido en el Presupuesto de Egresos de la Federación en la última década, periodo en el que se ha triplicado el monto de recursos canalizado a este rubro.

Informes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) revelan que en ese periodo aumentó de 289,145.7 millones a 876,940.6 millones de pesos en 2019.

La participación del pago de pensiones y jubilaciones en el total del Gasto Programable Presupuestario también ha ido en ascenso en los pasados 10 años.

En 2009 el monto destinado a pensiones representaba 11.8% del gasto programable, que fue de 2 billones 436 mil 548 millones de pesos, en tanto que para 2019 la proporción aumentó a 20.7% del gasto programable presupuestario, que fue de 4 billones 226 mil 487 millones de pesos.

De acuerdo con estimaciones de la SHCP, en 2023 su representatividad será equivalente a 4.1% del Producto Interno Bruto (PIB); para entonces, los adultos de 60 años o más representarán 12.28% de la población.

Sin embargo, éste no es el año en el que llegará al máximo la erogación por el pago de pensiones y jubilaciones de los esquemas pensionarios, pues el país está en una transición demográfica y en 2050 el porcentaje de adultos mayores llegará a 21.5%, es decir, una de cada cinco personas tendrá 60 años o más.

En los primeros cinco meses de 2020 se han erogado en el pago de pensiones 385,538.4 millones de pesos, monto superior en términos reales 6.8% respecto de lo pagado en el mismo lapso del año anterior cuando fue de 352,379.3 millones de pesos.

Lo gastado entre enero y mayo en el pago de pensiones y jubilaciones es muy superior a lo destinado a educación pública y salud, en el mismo periodo, y que ascendió a 137,596 millones y 49,843 millones de pesos, respectivamente.

Para 2020 se estima un gasto en pensiones y jubilaciones de 965,200 millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 6.2% real respecto al aprobado para 2019.

El pago de las pensiones en 2020 prácticamente absorberá uno de cada cuatro pesos del gasto programable, que agrupa las erogaciones asociadas a programas para proveer bienes y servicios públicos a la población, así como los destinados a cumplir con diversas actividades gubernamentales y a desarrollar actividades sociales y productivas, que asciende a 4.3 billones de pesos.

La tendencia al alza del gasto en pensiones y jubilaciones se explica por la transformación de la estructura poblacional y por los compromisos adquiridos para cubrir las obligaciones del esquema pensionario de beneficio definido, principalmente.

De acuerdo con cálculos del Seguro Social, las obligaciones generadas por las pensiones bajo el régimen de la Ley del Seguro Social de 1973 (ley abrogada), seguirán creciendo por al menos 20 años y alcanzarán su máximo en 2040. Esto es, al menos durante las siguientes dos décadas, el presupuesto que el Gobierno Federal deberá destinar al pago de pensiones de beneficio definido, irá creciendo a una tasa anual promedio de 4.71%.

Para este 2020 se espera que se pensionen y jubilen poco más de 335 mil personas, de acuerdo a estimaciones del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, con datos del IMSS.

Fuente: La Jornada / Israel Rodríguez

Deja un comentario