Trasnacionales se irían si se elimina outsourcing: Consejo Ejecutivo de Empresas Globales

Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG), aseguró que empresas como Axa, Arcelormittal, AT&T, Basf, Bayer, Bosch, BP, Cargill, Caterpillar, DHL, Danone, Dupont, Daimler, Exxon Mobil, Fedex, GM, GE, Grupo Modelo y otras considerarán reubicar sus operaciones si desaparece el outsourcing.

“Adicionar una rigidez excesiva en México, como la pretendida a los mecanismos de subcontratación y adicionada a pagos exorbitantes (de reparto de utilidades), no solo podrían comprometer nuestros planes de inversión y reinversión, quizá también tomar decisiones difíciles como reubicar parte de nuestras operaciones a otros países”, declaró la representante de las empresas globales.

Actualmente, la carga impositiva para una empresa en México es el impuesto al valor agregado (ISR), el impuesto sobre nómina, los pagos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), así como un aumento del 8% de la contribución obligatoria patronal a los trabajadores, que se pagará a partir de 2023.

“Si a eso le agregamos los diferentes factores de esta reforma (del outsourcing), como no poder subcontratar servicios especializados compartidos en el mismo grupo económico, lo que implica no acreditar impuesto al valor agregado (IVA) y solicitar la devolución el impuesto sobre la renta (ISR) y cambiar las estructuras corporativas internas que nos han llevado décadas construir, más un esquema generalizado de reparto de utilidades, esto nos deja un pequeño margen para la reinversión en México, lo que significará un freno al crecimiento de las operaciones de las empresas que operamos en este país y por tanto nuestra capacidad de mantener nuestros empleos, hoy de por sí ya comprometidos por la contracción económica”.

La también presidenta de Dupont para América Latina señaló que el interés de las trasnacionales no es dejar la economía mexicana, pero no están midiendo el impacto de la iniciativa del outsourcing sobre el empleo formal.

El CEEG es integrado por 54 empresas multinacionales como Bayer, Axa, Arcelormittal, AT&T, Basf, Bosch, BP, Cargill, Caterpillar, Brookfield, Citibanamex, DHL, Danone, Dupont, Daimler, Exxon Mobil, Fedex, Fiat Chrysler Automobiles, GM, GE, Grupo Modelo, Holcim, Honeywell y HSBC.

También lo integran IBM, Iberdrola, Johnson Controls, Kansas City Southern, Laureate International Universities, MetLife, Microsoft, Nestlé, Pepsico, Prologis, Schindler, Schneider Electric, Seguros Monterrey Shell, Siemens, Scotiabank, Toyota, Thales, The Home Depot, Movistar y Visa.

Las empresas globales producen aproximadamente 10% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, generan más de 500,000 empleos directos, quienes ganan un salario mucho más alto que el promedio nacional, así como 1,500,000 empleos indirectos, señaló Jañez.

“Coincidimos con el Gobierno de México en que las prácticas fraudulentas de utilizar el régimen de subcontratación de manera dolosa, con el fin de evadir obligaciones laborales, de seguridad social y fiscales deben ser erradicadas por completo. Y las prácticas que existan sean sancionadas con rigor”, manifestó la directiva de Dupont.

En un contexto nacional e internacional de recesión económica y la falta de liquidez, como empresas globales se medirá el costo total del empleo en los países donde operan, declaró la presidenta del CEEG.

“(Las empresas globales) juntas buscamos contribuir a ser un país más competitivo, productivo y más equitativo: esto no es retórica, porque el grupo de empresas en el Consejo ha apostado por México y su posición en el mundo para invertir, reinvertir y crecer desde hace más de un siglo”, recordó.

Jañez comentó que con la inversión y la reinversión de utilidades generan más empleos, capacitan a más personas, construyen mejor infraestructura, impulsan tecnología de vanguardia, así como contratan más proveedores nacionales y multiplican las oportunidades de desarrollo de las comunidades en donde operan.

Agregó que las empresas globales tienen el compromiso irrenunciable con el Estado de Derecho, así como están convencidas de que para aspirar a un crecimiento económico sostenido e incluyente es fundamental generar un entorno de certidumbre y confianza a la inversión.

Fuente: Forbes / Enrique Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *