Trabajo decente y crecimiento económico como objetivo de Desarrollo Sostenible

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible adoptada por 193 países el 25 de septiembre de 2015, establece 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de carácter económico, social y ambiental. Uno de los más importantes es el ODS 8 Trabajo decente y crecimiento económico.

Este objetivo busca promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos. Tiene como principales metas:

  • Mantener el crecimiento económico per capita de conformidad con las circunstancias nacionales y, en particular, un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de al menos el 7% anual en los países menos adelantados (meta 8.1).
  • Lograr niveles más elevados de productividad económica mediante la diversificación, la modernización tecnológica y la innovación, entre otras cosas centrándose en los sectores con gran valor añadido y un uso intensivo de la mano de obra (meta 8.2).
  • Promover políticas orientadas al desarrollo que apoyen las actividades productivas, la creación de puestos de trabajo decentes, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y fomentar la formalización y el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas (meta 8.3).
  • De aquí a 2030, lograr el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas las mujeres y los hombres, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad, así como la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor (meta 8.5).
  • Proteger los derechos laborales y promover un entorno de trabajo seguro (meta 8.8).

Los Gobiernos de los países reconocen que, debido a la pandemia de COVID-19, el avance en estos objetivos se estancará y en algunos lo ganado en estos años se perderá, este el caso del ODS 8.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su actualización de las perspectivas económicas publicadas en octubre, estima que en 2020 el PIB mundial tendrá contracción de 4.4%, el de América Latina se reducirá 8.1% y México sufrirá una caída de 9%. En materia de empleo, las estimaciones no son mejores, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que para el mismo año los empleos equivalentes perdidos en todo el mundo por la pandemia sumarían 1,245 millones y que los ingresos por salarios perdidos llegan a 3.5 billones de dólares, en los tres primeros trimestres de 2020, esto representa el 5.5% del PIB mundial.

Fuente: TallentiaMX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *