Subcontratación en microempresas y pequeñas empresas

A medida que una pequeña empresa crece lentamente, una de las formas de lograr una mayor eficiencia para una inversión menor es recurrir a la subcontratación de servicios.

Las pequeñas empresas son una parte importante de la economía de cualquier país, debido a que a menudo son proveedores cruciales de puestos de trabajo.

La subcontratación es el proceso de traer a una compañía externa para completar un aspecto o área del negocio. La empresa de terceros tiene experiencia en esta área específica y alivia la función de la pequeña empresa para que pueda concentrarse en su negocio.

El outsourcing o subcontratación es una opción estratégica que le permite utilizar mejor los recursos a una compañía. Las pequeñas empresas rutinariamente externalizan su procesamiento de nómina, contabilidad, distribución y muchas otras funciones importantes, a menudo porque no tienen otra opción.

Es cierto que la subcontratación puede ahorrar dinero, pero esa no es la única, ni siquiera la más importante, razón para hacerlo. La externalización inteligente puede proporcionar una serie de beneficios a largo plazo:

Concéntrese en su negocio principal. Cada empresa tiene recursos limitados, y cada gerente tiene tiempo y atención limitados. El outsourcing puede ayudar a la empresa a cambiar su enfoque de las actividades periféricas hacia un trabajo que sirva al cliente, y puede ayudar a los gerentes a establecer sus prioridades con mayor claridad. Un ejemplo: necesita crear el contenido de su blog, administrar las cuentas de redes sociales, manejar la contabilidad, diseñar el sitio web, tratar con el marketing y todo lo demás relacionado con la administración de un negocio.

Nivela el campo de juego. La mayoría de las pequeñas empresas simplemente no pueden darse el lujo de igualar los servicios de soporte interno que mantienen las empresas más grandes. El outsourcing puede ayudar a las pequeñas empresas a actuar “en grande” al darles acceso a las mismas economías de escala, eficiencia y experiencia que disfrutan las grandes compañías.

Aumenta la eficiencia. Las empresas que hacen todo por sí mismas tienen gastos de investigación, desarrollo, comercialización y distribución mucho más altos, y todos deben transferirse a los clientes. La estructura de costos y la economía de escala de un proveedor externo pueden darle a su empresa una importante ventaja competitiva.

Comience nuevos proyectos. Una buena empresa de subcontratación tiene los recursos para comenzar un proyecto de inmediato. Manejar el mismo proyecto en la empresa puede requerir semanas o meses para contratar a las personas adecuadas, capacitarlas y brindarles el apoyo que necesitan. Y si un proyecto requiere grandes inversiones de capital (como la construcción de una serie de centros de distribución), el proceso de inicio puede ser aún más difícil.

Controlar los costos de capital. La reducción de costos puede no ser la única razón para subcontratar, pero sin duda es un factor importante. El outsourcing libera capital para la inversión en otra parte de su negocio y le permite evitar grandes gastos en las primeras etapas de su negocio.

Fuente: Magenta Innovación Gerencial

Deja un comentario