Sindicato de EU planea presentar queja laboral contra México en el marco del T-MEC

Richard Trumka, presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), informó este jueves que planea presentar quejas laborales en contra de México durante este mes, debido a que tienen “grandes preocupaciones” de que el Gobierno mexicano no tenga la capacidad de cumplir con las leyes laborales con las que se comprometieron al firmar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El representante sindical afirmó que tiene planeado “estrenar” el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC, con el que busca, entre otras cosas, detener las exportaciones de productos que sean elaborados bajo la violación de los derechos laborales de los trabajadores.

“Estamos trabajando con la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) para recopilar denuncias e información sobre el arresto y detención de la abogada y activista laboral, Susana Prieto, en el estado de Tamaulipas”, dijo.

Trumka agregó que la detención de Susana Prieto es una muestra de que “no va a ser fácil” que México cumpla con las normas laborales establecidas en el T-MEC.

“Creemos que si somos capaces de bloquear la entrada de productos a través del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida, podremos captar la atención del Gobierno muy rápido, y de esta forma comprenderán que tendrán que cambiar y cumplir con la ley”, sostuvo Trumka.

Uno de los instrumentos más innovadores del T-MEC es el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (RRLM), ya que su función consiste en determinar si una planta o centro de trabajo cumple con la legislación laboral acordada.

A modo de ejemplo, el T-MEC establece que si una empresa estadounidense inicia una disputa contra una planta mexicana, las autoridades de México tendrán hasta 45 días para concluir si hay una violación o incumplimiento de los derechos laborales y, posteriormente, tienen hasta 10 días para llegar a un acuerdo. Sino se logra solucionar el problema, Estados Unidos puede activar la opción de integrar un panel.

Lance Compa, profesor titular en la Facultad de Relaciones Industriales y Laborales de la Universidad de Cornell y uno de los panelistas elegidos por el Gobierno de Estados Unidos explicó a El Financiero, cómo funciona este mecanismo en caso de activarse.

“Se elegirá a una persona de cada una de las tres listas propuestas (están divididas en tres listas de seis personas: los mexicanos, los estadounidenses y los no nacionales) para integrar un panel de tres personas. Ellos determinarán si se ha producido o no una violación del acuerdo”, detalló.

Fuente: El Financiero / Héctor Usla

Deja un comentario