¿Sabías que…

La Inversión Extranjera Directa (IED) refuerza la relación económica entre México y Estados Unidos?

Por Karen Dávalos

Siempre hemos escuchado que la inversión constituye un requisito indispensable para el crecimiento y el desarrollo económico de cualquier país. Además de la inversión nacional, existe un tipo de inversión privada llamada Inversión Extranjera Directa (IED) y se refiere a “los flujos internacionales de capital en los que una empresa de un país crea o amplía una filial en otro país” (Krugman y Obstfeld, 2006, p.170).

La IED se caracteriza por ser una inversión de mediano a largo plazo y estar destinada principalmente a la construcción de una nueva fábrica, empresa o proyecto. Para ello, se requiere la transferencia de recursos por parte de la empresa matriz a su filial, donde esta última tiene una obligación financiera hacia la matriz pues forma parte de la misma estructura organizativa.

Dicho proceso ha dado lugar a la formación de empresas multinacionales y supone un offshoring –que esel traslado por parte de una empresa de alguna parte de la producción desarrollada en un país hacia otro paísque frecuentemente está acompañada del outsourcing consistente en subcontratar a través de terceros una parte de los servicios y procesos que requiere la empresa.

En otras palabras, se trata de una subcontratación internacional, pues la reubicación de una parte de los procesos productivos fuera del país de origen de las empresas matrices implica una relación de dependencia entre el subcontratista y la empresa central, incluyendo desde la asesoría técnica y la manufactura hasta la investigación y la IED junto con el suministro de los recursos materiales y humanos necesarios para su realización.

El impacto de la IED en México

Es necesario recordar que una economía abierta al exterior puede formar parte de un bloque económico, el cual agrupa a un conjunto de países con el propósito de obtener beneficios mutuos en el comercio internacional, por ejemplo, la eliminación de las barreras comerciales que incentiven el intercambio de bienes y servicios, así como la conformación de negocios entre los países miembros.

En particular, la IED ha sido una importante fuente de financiamiento para México, especialmente a raíz del proceso de apertura de la economía mexicana que se aceleró y profundizó con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994.

Sirva de ejemplo, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, que en nuestro país el flujo total acumulado de 1999 a junio de 2019 es de alrededor de 562,108 millones de dólares, del cual el 23.6% corresponde a cuentas con la matriz o entre compañías, el 44.9% a nuevas inversiones y el restante 31.4% a reinversión de utilidades, que son los tres componentes principales de la IED.

Fuente: Elaboración propia con datos de la Secretaría de Economía.

El TLCAN vigente contiene cláusulas sobre la IED en su capítulo 11 que son acordes con la Ley de Inversión Extranjera. Asimismo, con las recientes negociaciones del T-MEC, el capítulo 14 referente a la inversión, actualiza las disciplinas del TLCAN en cuanto a la protección de los inversionistas de América del Norte (México, Estados Unidos y Canadá) y establece el procedimiento para solucionar las diferencias que surjan en caso de que se violen los acuerdos del tratado. De este modo se brinda mayor certidumbre para las inversiones en la región a través de las siguientes acciones:

  • Liberalización y protección de la inversión extranjera: Mediante el principio del trato nacional –los países miembros deben tratar a los inversionistas de otros países miembros de una manera no peor a la usada con los inversionistas nacionales– y el principio del trato de nación más favorecida –los inversionistas de los países miembros deben recibir un trato no menos favorable que el otorgado a inversionistas de terceros países–.
  • Expropiación y compensación: Se proporciona la certeza a los inversionistas de que serán respetadas sus propiedades, así como una pronta compensación en caso de que sus derechos se vean afectados por las acciones del Estado.
  • Transferencias: Se garantiza a los inversionistas el total control de su capital, así como la posibilidad de transferirlo libremente hacia sus países de origen.
  • Arbitraje en materia de inversión entre México y Estados Unidos: Si las controversias no pueden ser solucionadas mediante negociaciones, se pueden someter a arbitraje siempre que se hayan violado los principios de trato nacional, trato de nación más favorecida o de expropiación y compensación.

El caso de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación (IMMEX)

Un estudio de la CEPAL señala que, en 2018, después de Brasil, México destacó por ser el segundo país receptor de IED en la región de América Latina y el Caribe (ALC), con entradas de capital que representaron el 20% de la totalidad de los flujos hacia ALC. Sin duda, Estados Unidos fue el principal inversor en México y en Centroamérica.

Tal dinamismo observado en México fue impulsado principalmente por el sector manufacturero, que es un polo de atracción de IED. De hecho, de la totalidad acumulada de IED recibida en nuestro país de 1999 a junio de 2019 casi el 49% correspondió al sector de las manufacturas. Asimismo, el 47.5% provino de Estados Unidos y el 7.1% de Canadá.

Fuente: Elaboración propia con datos de la Secretaría de Economía.

Otro punto es que los sectores automotriz, aeroespacial, telecomunicaciones, servicios financieros y electrónica suelen recibir grandes cantidades de este tipo de inversión. Geográficamente, los estados del norte de México reciben con mayor frecuencia estos flujos de capital por su cercanía a la frontera con Estados Unidos pues es donde se encuentran la mayoría de las maquiladoras, pero también reciben grandes cantidades la Ciudad de México, el Estado de México y la región del Bajío (sobre todo Jalisco, Guanajuato y Querétaro).

Por tanto, la industria IMMEX es de suma importancia para el crecimiento económico del país al atraer IED, generar divisas y crear oportunidades de trabajo, pues emplea a más de 2.7 millones de trabajadores y representa a más del 17% del empleo formal registrado ante el IMSS, según datos del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (INDEX).

Esto es posible gracias a que pueden importar insumos para la producción de manera temporal y con exenciones arancelarias, así como la posibilidad de obtener créditos fiscales del IVA e IEPS, siempre y cuando tales insumos sean utilizados en las manufacturas de mercancías y su posterior exportación, o bien, en la prestación de servicios relacionados con la misma.

La importancia de priorizar la ratificación del T-MEC

Está demostrado que existe una amplia y profunda relación de comercio, de inversión y de cooperación regulatoria entre México y Estados Unidos, sin excluir a Canadá, a causa del TLCAN. Es por ello que la prioridad del gobierno de nuestro país debe ser el consumar la pronta ratificación del T-MEC.

Principalmente porque México está abierto a la IED en la mayoría de los sectores económicos y ésta constituye un complemento de la inversión nacional, fomentando así el desarrollo económico a largo plazo entre las naciones y generando empleos. Incluso debe aprovecharse que la subcontratación es una herramienta útil para trazar una estrategia de captación de inversiones hacia múltiples sectores económicos, considerando que también está presente en todos los sectores, principalmente en el comercio y la manufactura.

Definitivamente deben coordinarse acciones entre los sectores gubernamental, empresarial y académico con el fin de mantener y mejorar la competitividad del país en este aspecto. Las acciones deben estar encaminadas a fortalecer y ampliar los clusters industriales para atraer inversión nacional y extranjera, a capacitar a los trabajadores para aumentar su nivel de calificación, así como a crear leyes laborales y tributarias adecuadas que fomenten los negocios y mejoren la capacidad productiva de las industrias.

Fuente:

  • Consejo Nacional INDEX. (2019). La importancia de la IED en las manufacturas de México. Recuperado el 4 de noviembre de 2019. Sitio web: http://www.index.org.mx/index.html
  • Krugman, P. y Obstfeld, M. (2006). Los movimientos internacionales de factores. En Economía internacional. Teoría y política. (p. 168-176).Madrid, España: Pearson Educación.
  • Secretaría de Comercio Exterior. (9 de septiembre de 2019). Capítulo de inversión del T-MEC. En Reporte T-MEC. (p.1-3). México: Secretaría de Economía.
  • Secretaría de Economía. (30 de junio de 2019). Información estadística general de flujos de IED hacia México desde 1999. Recuperado el 5 de noviembre de 2019, de Datos Abiertos de México.

Karen Dávalos es economista por la UNAM y analista económica del equipo de TallentiaMX

karen.davalos@tallentiamx.com

Deja un comentario