Recomendación Número 204 sobre la transición de la economía informal a la economía formal

En su 104ª reunión (2015), la Conferencia Internacional del Trabajo adoptó la Recomendación número 204 sobre la transición de la economía informal a la formal tomada en un fuerte consenso y voto casi unánime, tras un proceso de consultas de dos años.

Esta Recomendación es de importancia estratégica para el mundo del trabajo y para el futuro del trabajo: afecta a la mitad de la población activa mundial y a más del 90% de las pequeñas y medianas empresas de todo el mundo que trabajan y operan en condiciones de informalidad. Esta es la primera norma internacional del trabajo que se centra en la economía informal en su totalidad y diversidad, y que apunta claramente en la dirección de la transición a la economía formal como medio para lograr el trabajo decente para todos y lograr un desarrollo inclusivo.

La Recomendación número 204, de relevancia universal, reconoce la amplia diversidad de situaciones de informalidad, incluidos los contextos nacionales específicos y las prioridades para la transición a la economía formal, y proporciona una guía práctica para abordar estas prioridades. Define claramente un ámbito de aplicación amplio y detallado para todos los trabajadores y unidades económicas, incluidas empresas, empresarios y hogares, en la economía informal. Este trabajo informal se puede encontrar en todos los sectores económicos y en las esferas pública y privada.

Dicho documento establece que la expresión “economía informal”:

a) hace referencia a todas las actividades económicas desarrolladas por los trabajadores y las unidades económicas que —en la legislación o en la práctica— están insuficientemente cubiertas por sistemas formales o no lo están en absoluto, y

b) no abarca las actividades ilícitas, en particular la prestación de servicios y la producción, venta, posesión o consumo de bienes prohibidos por la legislación, incluyendo la producción y el tráfico ilícitos de estupefacientes, la fabricación y el tráfico ilícitos de armas de fuego, la trata de personas y el blanqueo de dinero, tal como se definen en los tratados internacionales pertinentes.

La Recomendación número 204 proporciona orientación a los países miembros de la OIT para perseguir un triple objetivo:

a) facilitar la transición de los trabajadores y las unidades económicas de la economía informal a la formal, respetando al mismo tiempo los derechos fundamentales de los trabajadores y garantizando oportunidades de seguridad de ingresos, medios de vida y espíritu empresarial,

b) promover la creación, preservación y sostenibilidad de empresas y trabajos decentes en la economía formal y la coherencia de las políticas macroeconómicas, de empleo, protección social y otras políticas sociales; y

c) prevenir la informalización de los trabajos de la economía formal.

La Recomendación se basa en el entendimiento y la experiencia compartidos de los mandantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de que es a través de una estrategia integrada, una combinación de políticas y la coordinación institucional para promover las oportunidades de empleo e ingresos, los derechos y la protección social de los millones de personas involucradas en la transición a la economía formal.

Fuente: OIT

Deja un comentario