Reafirma IP rechazo a sobrerregulación de la subcontratación laboral

En el Parlamento Abierto que organizó hoy la Cámara de Diputados, el sector privado reafirmó su rechazo a la sobrerregulación de la industria de la subcontratación laboral y su respaldo al combate frontal de las malas prácticas y los abusos que cometen algunas empresas en perjuicio de trabajadores y el fisco.

La industria de la subcontratación demandó a los legisladores poner fin a la incertidumbre para la inversión y el empleo que ha generado este debate y no cargar nuevas regulaciones al sector que sólo agravarían la informalidad y el desempleo.

No es necesario hacer modificaciones mayores al marco legal vigente, pues con él las autoridades laborales y fiscales pueden atacar el llamado outsourcing ilegal, dijeron los representantes del sector privado.

Ante diputados, cámaras empresariales, académicos expertos y organizaciones sindicales, el director general de la agrupación administradora de capital humano, TallentiaMX, Elías Micha, señaló que la subcontratación es un modelo legal que constituye uno de los pilares de la creación de empleos formales en México, por lo que se debe promover su uso responsable y profesional.

Al hablar por la industria de la subcontratación, destacó que ha llegado el momento de finalizar la discusión para terminar con la incertidumbre que afecta tanto a trabajadores como a empresarios, y así, promover el desarrollo económico y social.

Micha consideró que no es necesario hacer modificaciones mayores a la legislación vigente, ya que ésta, aunada a las políticas públicas implementadas por el Gobierno Federal, son suficientes para terminar con las malas prácticas.

Modificar la Ley Federal del Trabajo de manera retrógrada y punitiva se traduciría en incertidumbre, falta de inversión y desempleo. Serían suficientes ajustes menores, por ello propuso dos adecuaciones:

La creación de un padrón nacional de empresas de subcontratación.

La instrumentación de un sistema de fiscalización interinstitucional, como el que ha puesto en marcha el Ejecutivo Federal.

Afirmó que dicho padrón serviría para mejorar la transparencia que este modelo de trabajo requiere, homologaría de facto los términos de la tercerización, erradicaría los abusos, eliminaría a las empresas ilegales y a la competencia desleal, y limpiaría la imagen de este modelo.

También aseguró que los esfuerzos coordinados entre STPS, IMSS, INFONAVIT, SAT, UIF y Procuraduría Fiscal de la Federación, han sido eficientes para combatir las prácticas abusivas que ocurren tanto en la subcontratación como en la contratación ordinaria.

Concluyó su intervención haciendo un llamado a los diputados para legislar cuidadosamente esta industria, en favor de la creación de empleos formales y de los derechos de los trabajadores.

Por su parte, el contador Armando Piedra, Director General de IDC, destacó que lo único que hay que hacer es aplicar la ley y coincidió con los demás ponentes en que sería un grave error prohibir, eliminar o sobrerregular la subcontratación laboral.

Por su parte, Javier Treviño, representante del CCE, advirtió que una regulación altamente restrictiva tendría efectos nocivos para la economía y las exportaciones, pues grandes industrias, como la automotriz, aeroespacial, electrónica y minera, hacen uso extensivo de esta forma de contratación.

Opinó que la regulación establecida en la Ley Federal del Trabajo es reciente, por lo que no ha terminado de ser instrumentada a cabalidad. Por esta razón, concluyó, no debería reformarse una reforma que aún no ha sido probada y medida con suficiente tiempo.

Elena Achar, representante de CONCANACO, sostuvo que la Cámara de Diputados debe alejarse de iniciativas que ponen en peligro la supervivencia de los pequeños y medianos comercios que generan el 95% de los empleos en este país.

Fuente: Excélsior

Deja un comentario