Qué hacer y qué no hacer para subcontratar su creación de contenido

Este es el dilema que enfrentan muchas empresas: tienen una gran cantidad de contenido, tanto en línea como fuera de línea, que deben ser atendidos. Pero nadie en el personal tiene mucha experiencia escribiendo y la opción de gastar $40,000 USD al año para un escritor a tiempo completo no se ajusta al presupuesto. Probablemente sea hora de contratar ayuda externa, sin embargo, hay algunas situaciones con el contenido tercerizado que habrá que analizarse primero.

Si se maneja correctamente, la contratación externa puede ser una excelente manera de ahorrar tiempo y dinero a su empresa. Aquí hay algunas cosas que se deben hacer y no hacer para subcontratar la creación de contenido.

Subcontrata las habilidades en las que es débil.

Debe comprender las fortalezas y debilidades de su empresa. Por lo tanto, a menos que usted o alguien de su personal tenga alguna experiencia escribiendo contenido o haciendo marketing, entonces probablemente necesite externalizar de esta área.

Cualquiera puede improvisar una publicación de blog. Pero el contenido de su empresa tiene que atraer a su público objetivo, debe ser impactante o educativo; luego deben hacerse las acciones de promoción. De lo contrario, está perdiendo el tiempo.

  1. No contrate la agencia más barata disponible. Como todo en los negocios, obtiene lo que paga. Si una agencia le dice que puede hacer un correo electrónico de marketing de 500 palabras por $4 USD, puede obtener un producto de ese precio. Encontrar una agencia que ofrezca una combinación sólida de calidad y asequibilidad puede ser difícil.
  2. Debe ser específico sobre lo que quiere. Debe ser muy minucioso y específico cuando comunique sus necesidades de contenido a un profesional independiente o agencia de redacción. Aunque quiera ser conciso, el factor más importante es dar instrucciones claras que eviten cualquier tipo de confusión. Ahorrará mucho tiempo a la agencia y a usted al comunicar sus necesidades y no dejar nada a la imaginación. Cuanto más específico sea, más posibilidades tendrá de que el trabajo que reciba satisfaga sus necesidades.
  3. No espere demasiado para cambiar de servicio. Uno de los peligros de emplear recursos externos es que puede estar pagando una calidad que está recibiendo. Sin embargo, a diferencia de un empleado asalariado, tiene menos burocracia para examinar cuando se trata con un profesional independiente o una agencia contratada. Si no recibe el tipo de calidad que desea, es mejor avanzar rápidamente y encontrar a alguien que pueda hacerlo.
  4. Subcontratar para obtener diferentes perspectivas. Las agencias y los trabajadores independientes pueden ser una excelente manera de desarrollar nuevas perspectivas e ideas sobre cómo se puede crear su contenido. Ser objetivo es difícil al crear contenido para su negocio, por lo que puede ser muy útil emplear la ayuda de una perspectiva externa.

Fuente: Article Wrinting Co.

Deja un comentario