Política fiscal es “tímida” ante crisis económica generada por COVID-19

La estrategia de política fiscal que está llevando a cabo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para enfrentar la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19 es “tímida” y no se están utilizando los instrumentos adecuados para proteger a la población más vulnerable, que son los trabajadores del mercado informal, coincidieron expertos.

“México ha tenido una respuesta de política fiscal extremadamente tímida, por no decir prácticamente inexistente. El tipo de medidas económicas no está a la altura del problema que estamos enfrentando”, expresó, Santiago Levy Algazi, investigador principal no residente de Economía y Desarrollo Mundial del Instituto Brookings.

Al participar en el seminario virtual COVID-19: crecimiento y bienestar, organizado por la Universidad Anáhuac, comentó que las medidas que se están tomando no están focalizadas ni dirigidas a proteger el empleo formal e informal.

Se decidió aumentar las pensiones de los adultos mayores, pero en el contexto de esta pandemia no es la mejor solución, dado que estas personas continuarán recibiendo un ingreso; mientras que los trabajadores formales o informales podrían perderlo, detalló.

“Los microcréditos de 25,000 pesos son sumamente pequeños para el problema de liquidez que van a enfrentar las empresas por varios meses y considerando que el periodo de pago de intereses empieza tres meses después del otorgamiento del crédito”.

Consideró que el país aún tiene espacio fiscal entre 2 y 3% del Producto Interno Bruto para aplicar políticas contracíclicas que ayuden a mitigar el impacto económico y la pérdida de empleos.

Fuente: El Economista / Elizabeth Albarrán

Deja un comentario