Pobreza laboral en México aumentó a 40.7%: CONEVAL

El porcentaje de la población con un ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria aumentó, al pasar de 37.3% en el cuarto trimestre de 2019 a 40.7% en el cuarto trimestre de 2020, reportó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Entre los factores que explican este incremento se encuentra la disminución anual de 2.5% en el ingreso laboral real y el aumento en los precios del valor monetario de la canasta alimentaria durante el mismo periodo, indicó en su informe referente al Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) al cuarto trimestre de 2020.

El poder adquisitivo del ingreso laboral real per cápita tuvo una disminución de 2.5% entre el cuarto trimestre de 2019 y el cuarto trimestre de 2020, al pasar de $1,819.55 a $1,773.43, reportó.

No obstante, entre el tercer trimestre de 2020 y el cuarto trimestre de 2020, se observa un incremento de 5.9% en el ingreso laboral real per cápita. Esta recuperación en el ingreso se da ante la reapertura de diferentes comercios en ciertas regiones del país.

Aumentaron líneas de pobreza extrema

En el cuarto trimestre de 2020 las líneas de pobreza extrema por ingresos (valor de la canasta alimentaria) aumentaron anualmente 6.1% en zonas urbanas y 7.6% en zonas rurales, ambas variaciones mayores a la inflación anual de 3.5% y a las observadas en el mismo periodo del año anterior.

Del tercer al cuarto trimestre de 2020, se observa que el valor de la línea de pobreza extrema por ingresos urbana presentó un aumento de 0.9%, mientras que para el ámbito rural fue de 1.1%. Este comportamiento en los valores de las líneas de pobreza, así como el incremento del ingreso laboral contribuye a la mejora en el poder adquisitivo de los hogares en el último trimestre de 2020.

Ocupados según situación de formalidad

Entre el cuarto trimestre de 2019 y cuarto trimestre de 2020 se observa una disminución de la pobreza laboral para ambos grupos de personas ocupadas según su situación de formalidad: informales y formales. El porcentaje de ocupados informales con ingreso laboral promedio por debajo de la canasta alimentaria pasó de 23.8% a 21.3%, entre el cuarto trimestre de 2019 y el mismo trimestre de 2020. Por otro lado, el porcentaje de trabajadores formales en esta situación pasó de 1.3% a 0.7%, entre los mismos periodos. Asimismo, ambos grupos de trabajadores tuvieron un aumento anual de su ingreso laboral real promedio, para las personas ocupadas en el sector informal fue de 1.5% y de 3.2% para quienes se encuentran en el sector formal.

Respecto al ingreso laboral promedio de los informales, los mayores aumentos se presentaron en las actividades de gobierno y organismos internacionales, así como servicios sociales con un aumento real de 14.1% y 6.7%, respectivamente. Por otra parte, para el sector formal las actividades: agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca; y, servicios profesionales, financieros y corporativos, presentaron mayores aumentos, 23% y 4.8%, respectivamente.

Sin embargo, el número total de ocupados anualmente disminuyó en 2.4 millones. Esta reducción en la ocupación afectó ambos grupos, pero con mayor incidencia en el sector informal, el cual presentó un descenso de 5.3%, mientras que el sector formal de 2.8%.

Desigualdad en la distribución del ingreso laboral per cápita

Entre el cuarto trimestre de 2019 y el cuarto trimestre de 2020, se observó una disminución del ingreso laboral promedio para toda la población, excepto en el 20.0% de la población con mayores ingresos laborales per cápita (quinto quintil) que muestra un aumento de $4,662.93 a $4,726.67 pesos reales.

La mayor disminución anual se observa en el 20.0% de la población con menor ingreso laboral (primer quintil) al pasar de $158.72 a $94.36 pesos reales. En este sentido, a partir del coeficiente de Gini, indicador que refleja mayor desigualdad entre más se acerca a la unidad, se observa un aumento anual de la desigualdad del ingreso laboral promedio per cápita, al pasar de 0.488 a 0.513 entre el cuarto trimestre de 2019 y el cuarto trimestre de 2020.

El aumento en el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral entre el cuarto trimestre de 2019 y el cuarto trimestre de 2020 a nivel nacional fue de 3.4 puntos porcentuales, lo cual se vio reflejado en un incremento de la pobreza laboral en 24 de las 32 entidades federativas.

Ingreso laboral real promedio de la población ocupada según sexo

En el cuarto trimestre de 2020, el ingreso laboral real promedio de la población ocupada a nivel nacional fue de $4,298.30 al mes. Los hombres ocupados reportaron un ingreso laboral mensual de $4,633.59 y las mujeres de $3,777.07. La brecha entre los ingresos laborales en este trimestre es de $856.52, la cual es $162.17 mayor que la del tercer trimestre 2020 ($694.35). En términos relativos para este trimestre el ingreso de los hombres ocupados es aproximadamente 1.2 veces el de las mujeres, lo que representa la misma proporción que el trimestre anterior.

En términos absolutos, entre el cuarto trimestre de 2019 y el cuarto trimestre de 2020, el ingreso laboral real promedio de los hombres aumentó $43.42, mientras que el de las mujeres aumentó $228.44. Este incremento en el ingreso laboral real promedio de las mujeres se refleja en una disminución absoluta en la brecha del ingreso entre hombres y mujeres de $185.02 respecto a la brecha del mismo periodo del año anterior.

Fuente: Aristegui Noticias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *