Otro récord en remesas, apoyado por la mejora del empleo en EU

Las remesas a México ascendieron en agosto a 3,574 millones de dólares, 5.32% más respecto al mismo mes de 2019, según datos oficiales. La cantidad, segunda más elevada desde que hay registro, se vio impulsada por una mejor evolución de la economía de Estados Unidos (EU) respecto a los meses previos, que generó un aumento significativo en la ocupación de trabajadores mexicanos, señalaron especialistas.

De acuerdo con el Banco de México (BANXICO), entre enero y agosto, las remesas llegaron a 26,395 millones de dólares, monto nunca antes visto para un periodo comparable, y son 9.35 % superiores respecto de los 24,138 millones de igual lapso del año pasado.

La cantidad que ingresó al país sólo en agosto es superior en 1.20 % respecto de los 3,531 millones de dólares de julio, con lo que se ubicó como el segundo mes en el que más remesas han llegado desde que hay registro, sólo por debajo de los 4,044 millones de dólares que se reportaron durante marzo pasado.

Con el resultado de agosto, las remesas a México hilaron cuatro meses consecutivos de crecimiento en medio de la pandemia de COVID-19.

El buen desempeño de agosto pasado, explicó Jesús Cervantes, gerente de estadísticas económicas y coordinador del Foro de Remesas de América Latina y el Caribe del CEMLA, está directamente relacionado con la recuperación laboral de EU, lo que provocó que disminuyera la tasa de desempleo de los migrantes mexicanos.

Según un estudio del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos, entre mayo y agosto, el nivel de empleo de los trabajadores mexicanos en EU se incrementó de manera acumulada en 643,881 plazas, 11.5% con relación al nivel observado en abril de 2020.

Asimismo, destacó que la tasa de desempleo de los mexicanos migrantes en Estados Unidos se redujo de 17.1% en abril a 8.8% en agosto.

En los últimos cuatro meses hubo una mejoría acumulada del empleo de los trabajadores mexicanos en EU. Ese avance significativo ha fortalecido sus niveles de ingreso y también los recursos disponibles para el envío de dinero a sus familiares en México, apuntó Cervantes.

Durante la primera parte del año especialistas preveían un desplome en la llegada de remesas como consecuencia de la afectación económica de la pandemia de COVID-19; sin embargo, conforme han pasado los meses el envío de divisas no sólo no ha caído, sino que ha ido en aumento y alcanzado marcas históricas.

BBVA pronostica que al cierre de este año el monto de remesas superará 36,438 millones de dólares del año pasado para ubicarse en alrededor de 39,400 millones, es decir, un incremento anual de 8 %.

El fuerte aumento de las remesas a México durante el mes de marzo (35%) y el crecimiento sostenido durante los meses de mayo a agosto, no sólo atenúan los posibles efectos negativos que se pronosticaban por el COVID-19, sino que superan las estimaciones que se tenían de las remesas a principios de año, antes de la pandemia, señaló el banco.

Fuente: La Jornada / Braulio Carbajal

Deja un comentario