Organismos empresariales piden regular la subcontratación, no prohibirla

Las principales organizaciones empresariales del país se pronunciaron el 23 de noviembre a favor de regular la subcontratación (outsourcing) durante el Parlamento Abierto organizado por la Cámara de Diputados.

Entre las organizaciones que participaron destacan el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO-SERVYTUR) y la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN).

“Necesitamos reglamentarla, regularla, crear un marco legal que proteja a los trabajadores. Uno de los grandes problemas que enfrenta el país es la informalidad y esta reforma es lo que puede provocar. Todo el Just-In-Time que existe se hace a través de estas figuras a nivel mundial”, comentó Tomás Natividad Sánchez, asesor laboral del CCE, informó la Cámara de Diputados en un comunicado.

Armando Guajardo Torres, presidente de la Comisión Laboral de COPARMEX, afirmó que la subcontratación es una práctica común en el mundo. “Se debe hacer un registro de empresas, evitando que se haga de manera discrecional. Las multas deben ser adecuadas a la capacidad económica del sancionado. También un tope respecto a la participación de los trabajadores en las utilidades”, dijo.

“Nosotros sugerimos un registro, para no limitar a las empresas. Nos preocupa el inicio de la vigencia en materia fiscal, por el poco tiempo que tendrán las empresas, por eso, planteamos que sea hasta enero de 2022”, agregó Enrique Octavio García Méndez, presidente de la Comisión Laboral de CONCANACO.

“Será importante que esta iniciativa tenga un profundo análisis tanto en el Poder Legislativo como en el sector privado para evitar que se generalice que todo el outsourcing es malo”, comentó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC).

La COPARMEX considera que la iniciativa, como fue presentada, resta competitividad a México y tiene un efecto de control del Estado a las actividades económicas de los particulares.

“Debemos entender que toda la economía mexicana presta servicios especializados y ahora resulta que toda esa actividad se va a someter a la Secretaría del Trabajo para poder operar. Es una reforma en materia de subcontratación, no una reforma de control de servicios de actividades económicas. No hay una definición de especialización y se requiere un periodo de implementación de la ley”, señaló por su parte Juan Carlos De La Vega, vicepresidente de la Comisión Laboral de COPARMEX.

Para César Maillard Canudas, presidente de la Comisión de Empleo de Productividad de CONCAMIN, la subcontratación es un aliado estratégico de las empresas manufactureras automotrices, quienes requieren de servicios realizados por terceros, de lo contrario habría un problema de suministro y, como consecuencia, de producción.

Fuente: Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *