Ofrece IP financiamiento en estrategia de vacunación COVID-19

El sector privado, a través del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ofreció al Gobierno Federal apoyo en la distribución, aplicación y financiamiento en la vacuna contra el COVID-19, esto con el objetivo de avanzar a una mayor velocidad en el objetivo de proteger a los mexicanos, que es el gran reto de este año.

En conferencia, Carlos Salazar, presidente del organismo empresarial, aseguró que la iniciativa privada (IP) ha ofrecido al Gobierno sus instalaciones con la finalidad de facilitar la aplicación de vacunas, pues son conscientes que el reto es enorme.

“Hablamos de tener que vacunar a millones de mexicanos cada mes. México debe vacunar entre 11 y 12 millones de personas cada mes, por eso el papel de la IP debe ser preponderante”.

No obstante, dijo el representante empresarial, hasta el momento la respuesta del Gobierno ha sido de que no es necesario, al menos en lo financiero, la intervención de la IP.

Pésimo año

En su primera conferencia de 2021, Salazar señaló que si bien aún no hay datos finales, estiman que la economía mexicana haya cerrado el año con una contracción de 9% y con una pérdida de entre 500 y 600 mil empleos.

“Económicamente hablando 2020 fue un año pésimo”, lamentó el presidente del CCE.

Para el representante empresarial, la recuperación económica del país durante 2021 sólo será posible mediante la promoción de la inversión privada, pero para es importante que las reglas no estén cambiando.

“La autoridad sigue cambiando reglas del juego con iniciativas. El gran reto para este año es que la inversión fluya”, apuntó.

Según sus estimaciones del CCE, durante 2021 la economía crecerá aproximadamente entre 3 y 4%; sin embargo, se podría crecer más con las medidas adecuadas.

Un ejemplo de ello, dijo, es no cerrar de manera arbitraria centros comerciales, restaurantes o lugares de trabajo, pues son lugares donde se toman altas medidas sanitarias y hay bajas probabilidades de contagio.

Outsourcing

Respecto al tema de la ley del outsourcing, la cual generó controversia a finales de 2020 y que luego de un acuerdo, Gobierno e IP acordaron mover el tema hasta febrero, Salazar informó que el miércoles empezó una mesa de trabajo entre patrones y empleados.

Dicho acercamiento, explicó el presidente del CCE, fue organizado por el Gobierno Federal, durará hasta el 29 de enero y será exclusivamente para que IP y trabajadores lleguen a un acuerdo en el tema de utilidades.

Fuente: La Jornada / Braulio Carbajal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *