Los jóvenes en México están atrapados en la pobreza laboral

Manuel no fue aceptado en su trabajo solo por vivir en una colonia estigmatizada por la violencia, acusa Tere Lanzagorta, representante de la organización YouthBuild International en México, para ejemplificar el grado de vulnerabilidad y las pocas oportunidades que existen para los jóvenes en el país.

Esto fue mencionado durante el anuncio de la creación de la Alianza Jóvenes con Trabajo Digno, con la que buscan generar mejores condiciones para este sector de la población.

Ahí también se dijo que en el país hay cerca de 32 millones de jóvenes entre 15 y 29 años, de los cuales más del 50% son mujeres. Y agregó que el universo se va reduciendo si contamos solo los que trabajan, y se hace todavía más pequeño para quienes trabajan y tienen seguridad social.

María Ayala, de la organización civil Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, expuso que los jóvenes padecen mayor desempleo y condiciones más precarias en el trabajo, inestabilidad y bajos ingresos. Coincidió en que, de los 32 millones, hasta 2018 solo 15.5 millones tenían trabajo.

Buscan trabajo digno

Se busca impulsar el derecho al trabajo para jóvenes, especialmente para quienes viven en rezago y vulnerabilidad.

De acuerdo con el informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), el 42.4% de los adolescentes y jóvenes entre 12 y 29 años se encuentran en situación de pobreza en 2018.

Al respecto, las organizaciones que forman la Alianza consideraron que con base en las normas, criterios y estándares internacionales los jóvenes tienen derecho a trabajos libremente elegidos, jornadas con días de descanso y horario no mayor a ocho horas diarias, así como pago por horas extras.

También a recibir pago igual para trabajo igual, sin distinción de sexo o edad, contar con seguridad e higiene en el trabajo, protección contra accidentes y enfermedades laborales, e indemnización en caso de despido.

Andrea Méndez, directora de la Fundación Forge, aseguró que reconocen las medidas del nuevo Gobierno que pueden contribuir al trabajo digno de jóvenes, como la recuperación gradual del salario mínimo y la reciente reforma laboral , pero consideran que para lograr el trabajo digno de esta población se requiere impulsar la articulación de políticas y programas, evitar los recortes al presupuesto a la educación técnica y tecnológica, priorizar la atención a jóvenes con mayores condiciones de rezago educativo y vulnerabilidad e impulsar nuevas opciones educativas para los mayores de 18 años que dejaron inconclusos sus estudios.

Fuente: Expansión / Ariadna Ortega

Deja un comentario