La subcontratación laboral, como promotora del empleo formal

En México atravesamos una crisis profunda en materia laboral. Entre marzo y abril se perdieron 686 mil empleos formales, además de todos los puestos de trabajo que se han perdido en el sector informal. Por este motivo, TallentiaMX señaló la oportunidad para aprovechar la subcontratación responsable y profesional como una estrategia que permita combatir abiertamente el desempleo, generar puestos de trabajo digno y caminar hacia la recuperación económica.

De acuerdo a la asociación, la subcontratación legal está vinculada directamente con modelos como la capacitación a distancia, el teletrabajo, el empleo de tiempo parcial y otras prácticas que protegen a los trabajadores.

Resalta que las empresas de tercerización han coadyuvado muy especialmente a generar empleos emergentes, a protegerlos con el cumplimento cabal de las medidas sanitarias y a gestionar apoyos y donaciones al sector salud.

La subcontratación ha dado prueba de “vocación creadora de empleos”. De acuerdo a TallentiaMX alrededor del 30% del trabajo formal en el país -unos 8 millones 488,096 puestos- están contratados con esta modalidad.

Entre los beneficios se enlista que se respetan todos los derechos laborales y cumplen con las prestaciones que marca la ley. Además de que se da apoyo a sectores más vulnerables de la sociedad: jóvenes, mujeres, madres solteras, adultos mayores y personas con capacidades diferentes. Los jóvenes de 15 a 29 años constituyen el 26% del personal empleado de la subcontratación (equivalente a 1.6 millones), 4 de cada 10 personas que laboran bajo este esquema son mujeres (equivalente a 2.6 millones), de las cuales 33% son madres solteras (alrededor de 900 mil).

Asegura también que en la subcontratación, la gran mayoría de los empleados reciben capacitación. Fortalece el salario digno y combate la informalidad laboral en los sectores que recurre a la subcontratación.

Este modelo ayudaría a impulsar sectores que ante el COVID-19 han sufrido un duro golpe: los servicios, el comercio y las industrias (especialmente la manufactura y la construcción), aseguró en un comunicado.

Entre 2004 y 2019, la subcontratación creció del 17 al 42%. En el 2014, las entidades con mayor porcentaje de trabajadores tercerizados fueron Quintana Roo (35.9%); Baja California (25.8%) y la Ciudad de México (22.2%).

TallentiaMX señala que ahora más que nunca es indispensable verificar el cumplimiento de las leyes laborales para impulsar el empleo formal, así como combatir la ilegalidad y las malas prácticas, tanto en el empleo ordinario como en la subcontratación.

Fuente: Economía Hoy

Deja un comentario