La externalización de la gestión de inversiones ofrece un mayor impacto en el servicio al cliente

En el mercado actual, los negocios de los asesores financieros se enfrentan a un acto de equilibrio fino, mientras buscan involucrar a nuevos clientes continúan administrando las cuentas de los inversionistas existentes, sin recursos ni personal adicionales. Los clientes inversores, por su parte, exigen cada vez más servicios, buscando tecnologías digitales y enfoques basados en objetivos como parte de su experiencia de asesoramiento.

La tercerización es una solución que los asesores pueden aprovechar para obtener más tiempo con sus clientes y ayudarlos a brindar un servicio más sólido y holístico. El estudio “Power of Outsourcing Investment Management” de la consultora AssetMark revela que el 86% de los asesores que externalizan la gestión de inversiones están de acuerdo en que los ha hecho más exitosos.

Los beneficios tangibles de la subcontratación son:

1. Mejor desempeño comercial. Las presiones sobre los asesores financieros están cambiando y creciendo. A medida que los “baby boomers” continúan jubilándose, probablemente también habrá una mayor demanda de asesores. Brindar una experiencia superior de gestión de inversiones es una de las formas en que los asesores pueden atraer nuevos clientes.

La gestión de inversiones de outsourcing brinda a los asesores acceso a una amplia gama de productos de inversión, supervisión de la gestión de cartera y procesos de debida diligencia (due diligence) y mejor posicionamiento para proporcionar valor agregado a los clientes. A su vez, esto puede contribuir a un mejor desempeño del negocio. Los resultados del estudio muestran que a medida que los asesores subcontrataron más, experimentaron un crecimiento en los activos totales y en los ingresos personales, al tiempo que experimentaron menores gastos operativos.

2. Mayores resultados. Los resultados del estudio muestran que cuantas más áreas subcontratan los asesores financieros, mayores serán los beneficios. Aquellos que solo externalizan pocas áreas a menudo no experimentan el potencial completo de la subcontratación, en términos de escala y eficiencia.

En todos los indicadores clave de rendimiento, incluidos los costos operativos, el aumento promedio en los activos totales, el crecimiento comercial y los ingresos personales, los resultados muestran que los asesores que externalizan más de su negocio experimentan mejores resultados.

3. Plataforma holística. A medida que los inversores exigen cada vez más soluciones personalizadas adaptadas a sus objetivos financieros individuales, las plataformas de subcontratación deben poder proporcionar soluciones integrales centradas en abordar las necesidades específicas de los clientes. Al permitir que los asesores creen productos y soluciones que satisfagan las necesidades individuales de los inversores, se ha demostrado que las plataformas integrales brindan a estos asesores los mayores beneficios.

Fuente: Investment News

Deja un comentario