Eliminar el outsourcing empeorará la crisis económica: expertos

El pasado 12 de noviembre de 2020, el titular del Ejecutivo Federal presentó un proyecto para reformar diversas leyes con el fin de restringir la subcontratación, pues aseguró que las empresas mexicanas y extranjeras usaron los beneficios del outsourcing para cometer defraudación fiscal.

Asimismo, el argumento era que también las empresas mexicanas y trasnacionales habían utilizado a la subcontratación para despedir a miles de trabajadores durante el confinamiento declarado para evitar brote masivo de coronavirus en abril y mayo de 2020.

Para el presidente de la Academia Chiapaneca de Derecho del Trabajo AC, Edgar Gerardo Torreblanca Martínez esta iniciativa representa un serio problema para las empresas y sobre todo para miles de trabajadores que se encuentran en la subcontratación laboral.

Precisó que el outsourcing es un sistema de contratación utilizada en casi todos los países del mundo, y que está plenamente regulada en la Ley Federal del Trabajo, en el que la empresa contratante tiene el derecho de buscar un servicio especializado con la empresa contratista, a través de la subcontratación, pero las labores que se contraten no deben pertenecer al objetivo inicial de la empresa.

Agregó que las empresas de outsourcing deben garantizar todas las prestaciones de seguridad social, que deben ser vigiladas por una unidad de verificación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y de no cumplirse se debe prescindir el contrato, sin embargo, no es para que se elimine este sistema de subcontratación, ya que se afectaría el empleo y a las empresas.

Aunque se piensa que esta iniciativa podría discutirse en la próxima legislatura federal, es importante que el Gobierno conozca que no es el momento adecuado para hacer este tipo de reestructuración en la ley porque, de entrada, perjudicaría a la golpeada economía a causa de la pandemia, y a millones de ciudadanos que hoy buscan un empleo para satisfacer las necesidades básicas de su hogar, argumentó Torreblanca Martínez.

Puntualizó que, para las empresas, hay más beneficios en la subcontratación ya que, al contratar a una empresa más especializada para una tarea, ésta se realiza de forma más automática ahorrando así en costos; se controla fácilmente tareas muy complejas que necesitarían una gran inversión de capital, además que las empresas contratantes tendrían mayor seguridad de obtener un buen resultado.

Fuente: El Heraldo / Marvin Bautista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *