El efecto COVID-19 en las pymes

Representan, según datos oficiales, el 99.8% de las unidades económicas del país, aportan el 42% del Producto Interno Bruto (PIB) y generan el 78% del empleo: son las pequeñas y medianas empresas (pymes) que totalizan 4.1 millones.

Desde el pasado 23 de marzo, la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeñas y Medianas Empresas (ALAMPYME) dijo que 4.5 millones de mipymes estaban en incertidumbre, y que, a ese momento ya había pérdidas por 30 mil millones de pesos que podrían extenderse a 250 mil millones de pesos, dependiendo de cuándo realmente termine la emergencia sanitaria.

Un mes más tarde la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) realizó una encuesta cuyos resultados son preocupantes. De entrada 77% de las mipymes podrían dejar de operar en menos de dos meses y 25% se verían forzadas a despedir personal; 57% de los microempresarios entrevistados expresaron que tendrían dificultad para pagar a sus empleados; 3 de cada 10 tendrá dificultad de pagar sus préstamos y créditos; un 40% estará en problemas para pagar impuestos; el 47% tendrá dificultades de cobranza a clientes, y el 87% de las empresas perderán ventas, clientes y aprobación de nuevos trabajos.

La afectación a las pymes y mipymes no es exclusiva de nuestro país

En Estados Unidos, el Grupo SMB, firma de consultoría en adopción de tecnología y tendencias en las pequeñas y medianas empresas (SMB) asentada en Boston, también realizó una encuesta para conocer la afectación del COVID-19 en las pymes americanas. El 75% de los encuestados reportaron que el COVID-19 los está impactando negativamente; el 60% anticipa una reducción de sus ingresos en un 30% en los próximos seis meses; el 3% ya cerró definitivamente y un 43% reportó que han cerrado temporalmente con la expectativa de reabrir. El 34% de las pymes ya iniciaron la reducción de sueldos y de horas de trabajo; el 24% planea despedir y/o reducir las horas de los empleados asalariados y el 22% tiene la intención de hacerlo para los contratistas.

Cuando empezó a vislumbrarse esta situación, surgieron algunas iniciativas gubernamentales de apoyo. El Gobierno de Estados Unidos lanzó un programa para inyectar 350 mil millones de dólares para que las empresas mantuvieran el pago a sus empleados, de los que 321 mil millones de dólares se destinaron a préstamos a pequeñas empresas; en México se destinó 25 mil millones de pesos para créditos a un millón de pequeños negocios ($25 mil para cada uno) y luego anunció otro millón de créditos para pymes que no hubieran despedido a sus trabajadores.

También empezaron a aparecer algunas iniciativas de apoyo a las mipymes. Surgieron algunos movimientos y plataformas de capacitación para orientar la toma de decisiones y la preparación para la nueva normalidad; asesorías en línea para diseñar planes de recuperación; video cursos y talleres en línea para ayudar a los emprendedores a adecuarse y reactivarse; consultorías para el regreso gradual y escalonado, por mencionar algunas.

Incluso el IMSS generó la plataforma “Nueva normalidad” para que las empresas, sin importar su tamaño, se registren para darles el aval para retomar sus actividades.

Lamentablemente se trata de apoyos destinados que no necesariamente garantizan la sobrevivencia en los meses de inactividad por la pandemia a las micro y pequeñas empresas que están entre el gran porcentaje de las que pudieran desaparecer.

Hasta el momento no hay nuevos datos que actualicen las encuestas que se han realizado, pero es indudable que el 90% de las pymes ya han incurrido en serias pérdidas que ponen en duda se subsistencia.

No sólo se trata de sólo dar apoyo económico u orientación profesional a los microempresarios. Se trata de evitar la pérdida significativa de empleos y el incremento de la informalidad, de brindar seguridad a las familias, de impedir el crecimiento de la ya de por sí inquietante pobreza y de evadir las consecuentes afectaciones al PIB.

Fuente: Expansión / Mario Maraboto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *