El desempleo en México no tendrá precedentes: UBS

El banco de inversión UBS pronostica que este año el desempleo en México será mayor que en el peor momento de la Crisis del Tequila de mediados de los años 90’s, cuando alcanzó una tasa de 7.6%, debido a que la maquinaria del consumo prácticamente se detendrá en este segundo trimestre.

“Al parecer el golpe al empleo no tendrá precedente”, dice el banco suizo en un reporte fechado el 13 de abril.

UBS estima que este año la economía mexicana se contraerá 7.6%, un desempeño también peor que el observado en esa Crisis del Tequila, también en la de deuda de los años 80’s y en la crisis financiera de 2008/2009.

Agrega que las dos principales razones del retroceso es la caída de la economía estadounidense, que se estima será de -6%, y a la respuesta del gobierno mexicano a la crisis sanitaria del coronavirus. “Una de las más débiles del mundo”, afirma.

Los pronósticos negativos de UBS en torno de la economía mexicana se suman a los de otros bancos nacionales y extranjeros, y a los de organismos multinacionales, como el Banco Mundial, que pronostica una contracción de 6%, y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que en las últimas horas actualizó sus estimaciones, de un crecimiento de 1.6% antes de COVID-19 a una caída de 5.3%. En materia de empleo, COPARMEX señaló que el país podría perder de 1 millón a 1.5 millones de empleos por la crisis sanitaria.

Si bien el banco suizo considera que la recuperación iniciará en la segunda mitad del año, la expectativa es que ocurra de manera gradual.

El consumo y las remesas

El consumo será uno de los renglones más golpeados, añade el banco suizo, pues además de los despidos, entre ellos los 300,000 puestos perdidos entre el 13 de marzo y el 6 de abril, las remesas tendrán una fuerte reducción como consecuencia del derrumbe de la economía estadounidense.

Agrega que los pronósticos de inversión, que ya vienen de un declive de 4.9% en 2019, tampoco son nada halagüeños: podrían contraerse más de 20% este año. “Dada la incertidumbre relacionada con COVID-19, pensamos que en el entorno actual las compañías preferirán conservar su efectivo”, dice el banco suizo.

Entre las cosas que UBS destaca de esta crisis de la economía mexicana está la caída de la demanda global, que se reflejará en una baja, que ya empezó, de las exportaciones por el cierre forzado de plantas de manufactura debido a la emergencia sanitaria y el rompimiento de las cadenas de suministro globales.

La expectativa es que habrá un declive de dos dígitos tanto en exportaciones como en importaciones este año, y de una caída de 7% en la producción industrial, concluye.

Fuente: Aristegui Noticias

Deja un comentario