Desempleo, TallentiaMX refuta al presidente

Atribuir la estacionalidad (pérdida de empleo en diciembre pasado) a la subcontratación resulta muy peligroso para la economía nacional, ya que se desincentiva y criminaliza el uso de un esquema laboral que actualmente es legal y que ha dado pruebas de incrementar el trabajo formal, afirmó TallentiaMX.

Luego de las declaraciones del Ejecutivo Federal, quien dijo que la pérdida de fuentes de trabajo es provocada por el outsourcing, el organismo de talento humano señaló que la subcontratación impulsa la productividad de las empresas y ofrece ayuda para que los negocios salgan adelante, en especial, en el contexto de la crisis generada por el coronavirus.

En 2020, además, la principal causa de la pérdida de empleos en diciembre fue el regreso a semáforo rojo en distintas entidades del país, de manera muy especial, en la Ciudad de México. El cierre de negocios y la suspensión de actividades en todos los sectores han generado que haya una seria disminución en el trabajo formal. Los sectores del turismo, de los servicios y las actividades restauranteras han sido algunos de los más afectados.

“Desde que se tienen registros oficiales, es decir, desde 1998, existen ciclos anuales en la creación del empleo formal. Durante los tres primeros trimestres del año, aumenta el número de empleos. Lo mismo sucede en octubre y noviembre. Sin embargo, en diciembre de todos los años, tiene lugar una caída en los puestos de trabajo registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)”, añadió TallentiaMX.

Dado que la caída de empleos en diciembre sucede desde hace más de 22 años, es equivocado atribuir este fenómeno al outsourcing, un sistema laboral que, en México, es legal y está regulado desde 2012. Además, ni el IMSS ni el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ofrecen información que permitan atribuir de manera específica la pérdida de trabajos a la subcontratación.

En 2020, la pérdida de empleos en diciembre estuvo asociada sobre todo con la entrada en vigor del semáforo rojo en distintas entidades del país (especialmente, la Ciudad de México), con la consecuente disminución de actividades económicas de todos los sectores.

Otra de las causas de este fenómeno es la asignación anual del presupuesto público en los tres niveles de Gobierno, que obliga a que haya recortes de personal en diciembre con el cierre del ejercicio presupuestal, de tal suerte que las recontrataciones (ordinarias o por medio de subcontratación) se dan en el primer trimestre del año con el inicio de dicho ejercicio.

“Se dice que la separación de personal en diciembre se lleva a cabo para evitar el pago de aguinaldos. Esto es falso. Desde 1975, se estableció en la Ley Federal del Trabajo que los trabajadores recibirán su parte proporcional de aguinaldo, aun cuando no hayan cumplido un año de trabajo y sin importar en qué momento del año hayan dejado su empleo.

Fuente: Revista Factor RH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *