Democracia sindical, reto laboral en 2020

Uno de los grandes retos para este 2020 que tiene la Secretaría del Trabajo y Previsión Social es la implementación de la reforma laboral para lleva la democracia, la libertad sindical y la negociación colectiva en todo el país, afirmó Alfredo Domínguez Marrufo.

El subsecretario del Trabajo y Previsión Social señaló que están avanzando “a tambor batiente” con la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, el cual llevará a cabo todo el registro de los sindicatos, así como el depósito de los Contratos Colectivos de Trabajo (CCT), los convenios de revisión; además tendrá la facultad de emitir los registros sindicales, la toma de nota y quien se hará cargo de la verificación de estos procedimientos de elección de directivas sindicales.

– ¿Está garantizada la democracia sindical con esta Reforma Laboral?

La ley es la base que va a garantizar la democracia sindical, pero claro es la autoridad, el sector de los trabajadores y los empresarios quienes tenemos que hacer posible que esto se vaya instaurando de la forma más sencilla posible, de la forma más rápida y eficaz.

Tenemos nosotros que actuar y sensibilizar. La cuestión de cumplimiento de la ley es no nada más llegar con un garrote y con amenazas que vamos nosotros a sancionar a los sindicatos o que vamos a quitar y poner líderes. No, nosotros lo que decimos es que estamos planteándole a los trabajadores que hoy tienen el derecho a decidir libremente sobre el destino de su organización sindical, a designar libremente y en secreto a sus dirigentes sindicales y a negociar de manera auténtica con la empresa.

– ¿Cuántos sindicatos faltan por adecuar sus estatutos a la nueva Reforma Laboral?

Los sindicatos que están registrados en el ámbito federal ya el 80% de ellos, es decir mil 600 sindicatos de los dos mil sindicatos activos que se tiene registrado a nivel federal en la Dirección General del Registro de Asociaciones de la Secretaría del Trabajo, ya han adecuado sus estatutos a las nuevas reglas del voto personal, libre, secreto, directo para la elección de directivas; para la aprobación de sus CCT y sus revisiones, así como la profundización de las reglas de transparencia y de rendición de cuentas al interior de los sindicatos y la representación proporcional de género en sus directivas.

Finalizó comentado que en todo caso nosotros estamos haciendo la Reforma Laboral, porque queremos avanzar en democracia sindical, en libertad sindical, en negociación colectiva genuina, en transformar nuestro sistema de justicia laboral para tener Tribunales Laborales adscritos al Poder Judicial y resuelvan con independencia e imparcialidad y con agilidad cada uno de los conflictos que se sometan a su conocimiento.

Fuente: 24 Horas / Alejandro Granados

Deja un comentario