¿Cuándo se resolverá el asunto de la subcontratación?

Esta semana, en cuanto a subcontratación se refiere, no habrá, en el Senado de la República, más reuniones de comisiones ni sesiones plenarias. Con ello, sin justificación clara, se diferirá la esperada aprobación del dictamen de subcontratación, que estaba planeada para ayer jueves 5 de marzo y que es el resultado de numerosos parlamentos abiertos y mesas de alto nivel en las que los distintos actores del sector llegaron a consensos.

El inesperado suceso no abona nada favorable a la confianza de los empresarios e inversionistas, a la certeza jurídica ni a los cerca de 8 millones de trabajadores mexicanos que actualmente laboran bajo este esquema y para los cuales es fundamental que los legisladores concluyan un proceso que, además de otorgarles estabilidad laboral, resultaría benéfico para la protección de sus derechos.

Sin embargo, incluso ahora, los daños distan mucho de ser mayúsculos. Esta resolución no debe alargarse más de una semana. Tiene que dictaminarse la iniciativa que fue pluralmente discutida en las mesas de alto nivel en el Senado y no aquella que había sido propuesta originalmente. Mientras estas dos condiciones se cumplan, podemos esperar un resultado positivo para quienes participan de la tercerización y, en realidad, para toda la estructura laboral, la economía y la sociedad mexicana.

TallentiaMX ha seguido de cerca y participado en el proceso deliberativo mediante el cual fue posible cerrar filas contra las prácticas ilegales que nacieron del abuso del outsourcing y, al mismo tiempo, no criminalizar de manera punitiva y retrógrada una actividad legal de la que depende la creación de empleos en nuestro país. Sin lugar a dudas, el diálogo conjunto e incluso el debate político fueron saludables para la vida democrática de México.

Hago un llamado para que los senadores, como señaló Ricardo Monreal, director de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, no tiren por la borda los históricos e innovadores esfuerzos democráticos por medio de los cuales empresarios, sindicalistas, académicos, legisladores, autoridades federales laborales, asociaciones y trabajadores llegaron a un acuerdo en cuanto a la subcontratación se refiere.

La pregunta que encabeza este artículo, lejos de ser retórica, constituye un cuestionamiento legítimo de millones de mexicanos y de distintos actores sociales y económicos que lograron ponerse de acuerdo. ¿Cuándo se dictaminará y aprobará la nueva reforma laboral de subcontratación? La certidumbre legal es el camino sobre el cual planean su ruta quienes se mueven dentro de la ley. Por eso, tenemos que dejar claro el sendero cuanto antes posible. Sería inaceptable que los intereses particulares desviaran a los legisladores de su principal tarea: crear el marco normativo para que México prospere.

Fuente: El Economista / Elias Micha

Deja un comentario