Coronavirus y empleo: las medidas que pueden tomar los centros de trabajo

La Secretaría de Salud estima que a finales de marzo el coronavirus podría entrar a una fase de transmisión comunitaria (fase 2), por eso las empresas deben comenzar a tomar medidas. Algunos empleadores han comenzado a preguntarse lo que implicaría una contingencia más grande y qué se puede hacer con los trabajadores para prevenir el contagio de coronavirus.

Ante la presencia del coronavirus ¿Se le puede obligar al empleado a hacer home office? ¿Los trabajadores pueden negarse a asistir a la oficina? ¿Se deben cancelar los viajes de trabajo? Baker McKenzie hizo una guía rápida para los patrones con las implicaciones legales para responder éstas y otras preguntas

¿Podemos exigirles a los empleados que trabajen de manera remota? No, el trabajo remoto debe ser opcional para mitigar riesgos. Se debe ofrecer esta alternativa a todos los empleados para evitar problemas de discriminación. Sólo se les puede exigir a los empleados que trabajen de forma remota cuando el gobierno mexicano emita una resolución en la que declare una emergencia sanitaria.

Si el empleado no puede trabajar remotamente, ¿debo pagar los salarios de todos modos? Sí, siempre y cuando el empleado lo acepte expresamente por escrito; el Comité de Salud y Seguridad debe determinar dichas medidas. Si el gobierno mexicano declara una emergencia sanitaria, y en función de esta emergencia la relación laboral se suspende, los empleados solo tendrán el derecho de recibir el pago de un salario mínimo por cada día de suspensión durante un plazo máximo de un mes.

¿Los empleados que se aíslen de manera voluntaria tienen derecho a cobrar su salario normalmente? No. Debe haber una decisión emitida por el Comité de Salud y Seguridad.

¿Pueden los empleados negarse a asistir a la oficina? Sí, pero sólo si el gobierno mexicano declara una emergencia sanitaria o existe una decisión del Comité de Salud y Seguridad de la empresa.

¿Puedo realizar controles de salud a los empleados? Sí. Los empleadores pueden exigir a los empleados que presenten exámenes médicos que consideren adecuados en cualquier momento para garantizar un lugar de trabajo saludable y prevenir enfermedades contagiosas.

¿Puede un empleado negarse a viajar? No. En principio, los empleados no deben rehusarse a las instrucciones dadas por el empleador, pues sería considerado desobediencia en el trabajo, lo que constituye un causal de despido. No obstante, los empleados pueden, válidamente rehusarse a viajar a los países afectados, para prevenir la transmisión del COVID-19.

¿Deben los empleadores cancelar eventos que requieran viajar? Sí. Para prevenir transmisión, los empleadores deben cancelar eventos y viajes que no son esenciales a cualquier país afectado.

Ante cierres de negocio debido a brotes del virus, ¿cuáles son las alternativas para las compañías? Si el gobierno mexicano declara una emergencia sanitaria y en función de ésta las relaciones laborales se suspenden, los empleados sólo tendrán el derecho de recibir el pago de un salario mínimo por cada día de suspensión durante un plazo máximo de un mes.

Fuente: El Economista / Gerardo Hernández

Deja un comentario