Cómo externalizar sus debilidades para que pueda concentrarse en las fortalezas de su negocio

Los emprendedores están acostumbrados a usar “múltiples sombreros” para seguir creciendo y escalando sus negocios mientras mantienen la mayor cantidad de dinero posible en sus bolsillos. Pero hacerlo por su cuenta podría costarle dinero. Pasar demasiado tiempo en la contabilidad cuando no es su especialidad podría significar horas desperdiciadas.

Si aún no está convencido de intentar la subcontratación, recuerde que hay muchas posibilidades de que ya esté utilizando alguna forma de subcontratación en su negocio. Según Deloitte, el 53% de las empresas están externalizando las funciones de tecnologías de la información (TI).

Afortunadamente, no es difícil externalizar casi todo en su negocio, desde el inventario hasta la generación de oportunidades de venta. Sin embargo, el camino para encontrar su primer contratista y la externalización exitosa es más difícil de abordar. Aquí le mostramos cómo comenzar.

Céntrese en sus debilidades. Primero lo primero: si recién está comenzando en su viaje de negocios, elija un negocio que se adapte a sus puntos fuertes desde el principio. La idea es identificar sus debilidades y las tareas más temidas y externalizarlas para que pueda concentrarse en las áreas que mejor se adapten a sus talentos.

Deshágase de las actividades que pierden el tiempo. Subcontrata cualquier tarea que pueda realizarse de manera relativamente económica. Asigne su tiempo libre, recién descubierto, para concentrarse en las cosas que realmente mueven a su empresa, como la creación de redes en persona o la estrategia de una campaña de marketing.

Establezca su presupuesto. No necesita un presupuesto enorme para comenzar a externalizar sus debilidades. Por ejemplo, unas pocas horas de ingreso de datos solo pueden costar $20 USD en un sitio como UpWork. Concéntrese en una tarea para subcontratar y calcule cuántas horas le llevará realizar el trabajo. A partir de ahí, se trata de reducir su presupuesto y centrarse en compensar el costo en otras áreas. Y a medida que su negocio crece, puede reinvertir el dinero en su negocio y externalizar aún más.

Busque contratistas calificados. Los contratistas y autónomos calificados están en todas partes y están ansiosos por manejar sus tareas. Las referencias de boca en boca son un excelente lugar para comenzar. Los sitios como Growth Geeks son perfectos para subcontratar tareas de marketing, mientras que Bench funciona bien para la contabilidad.

Asigne un pequeño proyecto de prueba. Asigne un pequeño proyecto para ver qué tan bien le va a su contratista. Si hacen un trabajo decente, pero no es tan completo como quisiera, hágales saber sus expectativas y exactamente lo que necesita.

Fuente: All Business

Deja un comentario