Bajo subcontratación, 8 millones de trabajadores

Luego de señalar que la subcontratación por parte de las empresas se ha desarrollado desde 1940 y se legalizó en la década de los 70, Armando Piedra, director de IDC indicó que no se puede pugnar por desaparecer la subcontratación. “Se estima que de los 20 millones de asegurados en el IMSS, al menos entre 7 y 8 millones se encuentran en una figura de subcontratación o tercerización, es decir entre 24 y 32 millones de mexicanos que dependen de una fuente de trabajo que proviene de este tipo de esquemas”.

Durante el Parlamento en la Cámara de Diputados sobre tercerización laboral, el experto de IDC reconoció que la figura “se han utilizado de manera incorrecta simulando operaciones para evadir el pago de impuestos, disminuir el costo de carga social de los empleadores o disminuir los derechos que tienen los trabajadores, pero eso no es subcontratación, a esto se le llama defraudación”.

La subcontratación ha operado ya desde hace muchos años en México y tuvo un crecimiento importante a partir de la década de los 90 debido al concepto de globalización, pero fue hasta el año de 2012 que fue reconocida dentro de la reforma a la Ley Federal de Trabajo.

Cabe señalar que para el año 2020 se hicieron reformas importantes para inhibir prácticas fiscales indebidas, “se incluyen una miscelánea penal fiscal que va en contra de los factureros y el outsourcing simulado, también se estableció la retención del IVA al 6 % para este tipo de servicios, lo cual inhibe de una manera importante a este tipo de operaciones simuladas, también se hicieron modificaciones al artículo 5A del Código Fiscal de la Federación que se refiere a la razón de negocio”, indicó Armando Piedra.

Finalmente, recomendó a los legisladores que “Lo único que tenemos que hacer es aplicar la Ley y con un enfoque propositivo consideramos que las actuales reformas van en el sentido correcto, sólo les faltaría agregar la obligación de contar con un registro nacional de empresas de subcontratación o tercerización a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, donde se dicten las reglas claras para que dichas empresas operen acompañando del rescate del proyecto de Norma Mexicana para servicios de empresas de subcontratación y/o tercerización de personal”.

Fuente: Crónica / Julio Brito

Deja un comentario