Asesores de tercerización: 6 consejos para seleccionar el correcto

Cuando llegue el momento de externalizar, seleccionar la empresa de tercerización adecuada puede ser la decisión más importante que tome, una que determine su relación futura para el éxito o el fracaso.

Dado que las operaciones de Tecnologías de la Información (TI) externalizadas son complejas y los proveedores de esos servicios son expertos en configurarlas para su ventaja, resulta necesario para las empresas -sobre todo las que no tienen experiencia- tener el apoyo de un asesor de tercerización que pueda ayudar a nivelar el campo de juego. Pero decidir qué asesor es el adecuado para usted es más complicado de lo que parece.

“Ya sea una empresa altamente sofisticada con su experiencia de outsourcing o un novato, lo más probable es que tenga que contratar a un asesor en algún momento durante la vida del outsourcing, ya sea simplemente para administrar y negociar un contrato o para ayudarlo durante todo el proceso de evaluación “, dice Phil Fersht autor del blog de outsourcing Horse for Sources.

Los mejores asesores son excelentes facilitadores, que entienden las perspectivas, riesgos e intereses de ambas partes y pueden trabajar para encontrar soluciones que les permitan a ambas partes tener éxito. Aquí hay 6 consejos para elegir a sus asesores o consultores de tercerización:

1. Conozca sus objetivos. Asegúrese de definir su estrategia antes de seleccionar el asesor de abastecimiento. Por ejemplo ¿necesita reducir los costos? Si es así, seleccione un asesor que lo ayudará a lograr ese objetivo. Algunos asesores se especializan en otras áreas, como la calidad.

2. Más grande no siempre es mejor. Los asesores de outsourcing vienen en todas las formas y tamaños, desde las firmas de renombre que cobran tarifas altas hasta individuos independientes con tarifas por hora más bajas. Una consultoría grande y reconocida puede ser una buena opción, pero no tome la decisión basándose únicamente en el nombre. Ahora más que nunca, hay excelentes opciones de menor costo disponibles.

3. Atienda el aspecto personal. Contrata una consultoría, pero trabaja con un consultor. El asesor individual a cargo del proyecto es al menos tan importante como la empresa. Las mejores empresas ofrecen buenas personas, métodos sólidos y una gran experiencia, pero la química individual entre el asesor y el cliente es crucial.

4. Verifique dos veces las referencias. Hable de manera directa y discreta con varios clientes de su posible asesor de tercerización que tengan al menos un año trabajando juntos. Estarán en la mejor posición para decirle si valió la pena la orientación del asesor. Las referencias de empresas no presentadas por el asesor son aún más valiosas.

5. Pruebe las herramientas. Observe de cerca los procesos y las metodologías que utiliza el asesor. Hágale preguntas específicas sobre cómo los aplicaron en casos anteriores de clientes y cómo trabajarían con usted durante cada etapa del ciclo. Cuanto mejores sean las herramientas del asesor, más rápido será el proceso de tercerización. Pero no se olvide de la necesidad de flexibilidad también. Busque la capacidad de variar los métodos habituales para adaptarse a las circunstancias y las necesidades del cliente.

6. Investigue conflictos de intereses del asesor. No hay duda de que desea un asesor que genere respeto por parte de la comunidad de proveedores, pero cuando los consultores se sienten demasiado cómodos con los proveedores, usted pierde. Infórmese sobre sus relaciones con los proveedores externos para asegurarse de obtener una visión independiente del mercado.

Fuente: CIO

Deja un comentario