Advierten que Gobierno es principal subcontratante

El diputado Tonatiuh Bravo, advirtió que a pesar de que el Gobierno Federal es el principal subcontratante en el país, la reforma en esta materia tendrá un impacto presupuestal que no se ha medido.

Durante el Parlamento Abierto para analizar la propuesta del presidente en materia de outsourcing, indicó que desde 2019 el Gobierno Federal celebró más de 50 contratos con empresas subcontratadas por una cantidad de alrededor de 5 mil millones de pesos.

El legislador indicó que una de las instituciones que más usa este esquema es el Banco del Bienestar, que entre 2019 y 2020 ha pagado más de 872 millones de pesos a empresas de subcontratación.

En segundo lugar, se encuentra Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX), con contratos por más de 700 millones de pesos. Le siguen la Secretaría de Hacienda, con más de 670 millones de pesos, el Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENEGAS) con 440 millones, la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) con más de 310 millones y la Secretaría de Educación Pública (SEP) con más de 200 millones.

Otras dependencias de Gobierno que pagan servicios de subcontratación son el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (CINVESTAV) por 257 millones, la Secretaría de Cultura por 206 millones, la Secretaría de Economía por 150 millones, BANOBRAS por 132 millones y la Secretaría de Relaciones Exteriores por 95 millones de pesos.

El diputado sostuvo que en la Ciudad de México también habrá un impacto en el erario, ya que son diversas las alcaldías que hacen uso de la subcontratación.

El legislador dijo que el costo de la reforma tiene que ser medido y tomado en cuenta a la hora de la discusión y de su eventual aprobación, porque de otra manera será difícil su implementación.

Puso como ejemplo la regularización de los contratos del personal de limpieza de la Cámara de Diputados. Dijo que ésta fue posible no sólo porque hubo disposición, sino debido a que existía una previsión presupuestal para ello.

Fuente: Reforma / Martha Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *