318 mil empleos del régimen ordinario perdidos en diciembre

El pasado 16 de enero, en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria del trabajo Luisa María Alcalde señaló que se había creado un Grupo de Trabajo Interinstitucional contra la Subcontratación.

En el mismo evento Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, dijo que 64 mil trabajadores habían sido despedidos por empresas de subcontratación ilegal en el mes de diciembre de 2019.

En este sentido, el propio IMSS reveló el 12 de enero de 2020 que para el mes de diciembre referido, el número de trabajadores desafiliados o que perdieron su empleo fue de 382,210. Con esta situación, el número total de empleos creados en todo el año 2019 fue de 342,077, lo que representa una tasa anual de crecimiento de sólo 1.7%, una de las más bajas en la última década.

El Instituto dijo que la causa de esta caída fue debido a factores estacionales, sin precisar los mismos. Efectivamente, una investigación de TallentiaMX reveló que esta estacionalidad es característica del mercado laboral mexicano desde que se tiene registro público de afiliados del IMSS -año 1998-, sin embargo, es posible que esta tendencia se presentara en México desde varios años antes.

De lo anterior se desprende que 318,210 empleos perdidos en diciembre son del régimen ordinario de contratación, en tanto que 64,000 pertenecen a la práctica de subcontratación ilegal -de acuerdo a lo mencionado por la institución de seguridad social-. Con los datos de la propia autoridad se observa que el 83% de las personas que perdieron su empleo fueron empleados de estructura ordinaria.

Siempre la pérdida del empleo es una adversidad individual para cada trabajador que se encuentra en esta situación, por eso el Gobierno debe fortalecer las políticas públicas y los esquemas laborales que incentiven la creación de empleo, uno de ellos: la subcontratación responsable, la cual proporciona todos los derechos laborales a los trabajadores y beneficia la productividad de las empresas.

Fuente: TallentiaMX

Deja un comentario