Las oportunidades de la digitalización en América Latina frente al COVID-19

Te recomendamos leerlo porque el informe analiza la importancia de las tecnologías digitales para contrarrestar los efectos del COVID-19 en la región de América Latina y el Caribe. Además estudia las tecnologías (5G, teletrabajo, teleeducación y telesalud) que surgen como herramientas para enfrentar la pandemia y las limitaciones para su aprovechamiento.

¿Sabías que…?

América Latina está posicionada en un nivel de desarrollo intermedio respecto a otras regiones del mundo en términos de desarrollo de su ecosistema digital. Con un índice de 49.925 (en una escala de 0 a 100), la región está en una posición más avanzada respecto a África (35.05) y Asia Pacífico (49.16).

Texto

La pandemia del COVID-19 es inusitada en la medida que plantea un desafío al sistema socioeconómico mundial. El fenómeno afecta por igual a economías avanzadas y países emergentes. Numerosos analistas anticipan un estancamiento o recesión global este año debido a la crisis causada por el COVID-19.

A partir de la aplicación de las primeras medidas sanitarias, sumadas al temor por el contagio, comenzaron a acumularse las evidencias anecdóticas que daban cuenta de la importancia de las tecnologías digitales para contrarrestar el aislamiento, difundir medidas profilácticas y facilitar el funcionamiento de sistemas económicos.

Un rápido repaso a este tipo de tecnologías deja ver la enorme oportunidad que tiene América Latina y el Caribe de actuar en esta coyuntura en materia de apps públicas para detección, control y seguimiento del virus, hasta modelos más sofisticados soportados en tecnologías más disruptivas como los drones, las plataformas de analítica de datos, la inteligencia artificial, el 5G y robots, entre otros. En cualquier caso, persisten los desafíos estructurales por avanzar decididamente en políticas de telesalud, teleeducación y teletrabajo.

En este sentido, el acceso al internet, a los servicios de telecomunicaciones y a las tecnologías de la información es un derecho humano que permite habilitar el ejercicio de otros derechos fundamentales como la salud, la educación, la cultura, la seguridad, la libertad de expresión y la movilidad entre otros.

Estado del ecosistema digital de la región

América Latina y el Caribe está posicionada en un nivel de desarrollo intermedio respecto a otras regiones del mundo en términos de desarrollo de su ecosistema digital. Con un índice de 49.925 (en una escala de 0 a 100), la región está en una posición más avanzada respecto a África (35.05) y Asia Pacífico (49.16). Sin embargo, a pesar de los avances significativos de los últimos 15 años en el desarrollo de su ecosistema digital, América Latina y el Caribe todavía muestra un rezago respecto a Europa Occidental (con un índice de 71.06), América del Norte (80.85), Europa del Este (52.90) y los Estados Árabes agrupados en torno al acrónimo MENA (55.54).

Conectividad digital para el distanciamiento social

Soluciones digitales para enfrentar la crisis. Ante la rápida propagación del COVID-19, en el mundo una de las soluciones más efectivas es el aislamiento social a fin de disminuir la transmisión del virus. Esto implica permanecer en casa y evitar la circulación pública en lugares de trabajo, estudio, recreación, etc. En este contexto, aplicaciones digitales que habilitan el teletrabajo, la educación a distancia, la realización de trámites, la interacción social y el esparcimiento, aparecen como una solución para lidiar con los requerimientos que nos impone el contexto. El factor habilitante para su uso es la conectividad.

En los países de América Latina y el Caribe, la brecha digital deja de manifiesto un nuevo elemento de inequidad, la desigualdad digital. A continuación, se revisará cómo las tecnologías digitales surgen como herramientas para enfrentar la pandemia:

1. Datos, drones, robots y plataformas al rescate. Algunas soluciones empleadas para disminuir el contagio, son los robots para la desinfección de lugares públicos o aquellos para entregar medicinas a pacientes hospitalizados, drones para el envío de muestras e insumos médicos, así como también para instar a la población a mantener la cuarentena o vigilar su cumplimiento con cámaras térmicas.

2. 5G. En algunos países la tecnología 5G permitió aumentar la efectividad de la comunicación y el intercambio de datos para detectar a las personas infectadas y controlar la expansión del COVID-19. En América Latina ya existen cinco redes comerciales de 5G: en Uruguay, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Surinam y Aruba. En México, la red se implementará finales de 2020 o principios de 2021. Recientemente el regulador IFT dio luz verde a las empresas de telecomunicaciones Axtel, AT&T y Telmex (América Móvil) para renovar tres bloques en la banda de 3.5 GHz, lo que se considera un preparativo para las redes 5G.

3. Teletrabajo. Bajo esta modalidad, los empleados utilizan plataformas virtuales para efectuar reuniones, informar, coordinar y seguir el avance de tareas con sus compañeros y jefes. Existen diferentes plataformas que ofrecen diversas funcionalidades. Esta necesidad de trabajar a distancia puede ser una oportunidad de modernizar el mundo del trabajo con un cambio estructural que impulse la flexibilización y abra espacios de inserción al mercado laboral, en particular a mujeres y jóvenes. En este punto, se puede reportar que en América Latina y el Caribe la digitalización aumentó mucho más rápido que el suministro de capital humano.

4. Teleeducación. La educación a distancia puede darse mediante el uso de plataformas que permitan el acceso a aulas virtuales, que faciliten tanto el encuentro de alumnos y profesores, como el acceso a materiales educativos y de enseñanza en formato de texto y audiovisual. En este sentido, muchos países cuentan con soluciones propias desarrolladas para su sistema educativo, aunque los avances se centran en la formación universitaria y en menor medida en la primaria y secundaria. La región tiene una destreza en el uso de tecnologías de la información promedio de 81 puntos de 100. México tiene 84 puntos.

5. Telesalud. Una de las estrategias decisivas para lograr enfrentar la pandemia del COVID-19 es la mitigación, procurando hacer más lenta su difusión, protegiendo a poblaciones vulnerables y reduciendo el pico en la demanda sobre el sistema de salud. Realidad crítica dado que, en los países de América Latina, los hospitales cuentan en promedio con dos camas disponibles por cada 1,000 habitantes. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud en 2016, si bien el 61% de ellos ya cuenta con una estrategia nacional de salud digital, muchos aún deben pasar de la fase de la formulación de políticas y estrategias a la implementación.

Uso de la digitalización para dar respuestas de política pública

Tras el brote de COVID-19 y la contingencia sanitaria en los distintos países de América Latina, los Gobiernos de la región comenzaron a implementar una serie de medidas para facilitar a la población el acceso a información oficial y servicios de educación a distancia y salud digital. Durante la pandemia, los ministerios de Salud y Educación han realizado acciones para que los estudiantes puedan continuar con sus clases desde casa y los servicios de salud se presten a distancia.

Todas ellas evidencian que las infraestructuras de telecomunicaciones y digitales en los países resultan esenciales para salvar vidas y garantizar derechos fundamentales como educación, salud, seguridad, trabajo y acceso a la cultura.

En México, en materia de educación, la Secretaría de Educación Pública (SEP) implementó el programa Aprende en Casa (www.aprende.edu.mx) a través de los sistemas públicos de comunicación, para que los estudiantes de educación básica continúen tomando clases en medio de la contingencia sanitaria.

Se ofrece contenido educativo que se emite a través de internet y de los canales de televisión pública y Canal Once Niñas y Niños 11.2. Además, a través de Microsoft los profesores podrán acceder a la herramienta Teams para organizar 28 sesiones de trabajo y capacitación a distancia, desde su aislamiento preventivo.

En materia de salud, el Gobierno publicó el portal oficial con información actualizada del nuevo COVID-19, disponible para toda la ciudadanía. En el sitio de internet https://coronavirus.gob.mx/ se habilitaron espacios con información general sobre de COVID-19 y otro dirigido al personal de salud.

Decálogo de recomendaciones

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) entre algunas de las iniciativas, recomienda las siguientes:

  1. Eliminar de manera temporaria, cualquier restricción para el despliegue, actualización o mejora de infraestructuras de banda ancha.
  2. Maximizar la eficiencia y uso del espectro radioeléctrico que permitan resolver cuellos de botella en enrutadores wifi.
  3. Fomentar políticas de uso responsable por parte de los usuarios y proveedores de contenidos para reducir la saturación de capacidad de las redes.
  4. Propiciar acuerdos de colaboración público privada que garanticen la continuidad de los servicios críticos de telecomunicaciones.
  5. Procurar la integridad de la infraestructura de telecomunicaciones y la eficiencia en la prestación del servicio.
  6. Impulsar medidas, que desde la digitalización apalanquen la sostenibilidad del ecosistema productivo, las infraestructuras físicas (energía, transporte, logística y agua y saneamiento) y de cadenas de aprovisionamiento mediante la adecuada coordinación entre actores.
  7. Estimular al sector productivo para incrementar el porcentaje de la población que pueda trabajar remotamente.
  8. Impulsar el desarrollo de aplicaciones a nivel distrital/local que faciliten a la población el acceso a información oficial.
  9. Avanzar decididamente hacia políticas estructurales que permitan la implementación de soluciones digitales avanzadas.
  10. Universalizar el acceso y la cobertura de redes de telecomunicaciones.

Descarga la lectura completa en PDF dando click aquí

Deja un comentario