Subcontratación: ruta para seguir adelante

Fueron publicados recientemente la quinta edición del Observatorio de la OIT: La COVID-19 y el mundo del trabajo (sic) y los resultados de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Estos dos documentos —uno internacional y otro nacional— permiten elaborar un análisis acerca de las consecuencias laborales del COVID-19 y trazar una ruta para la recuperación tras la crisis, incluso cuando la incertidumbre es la nota dominante del actual panorama.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la pandemia generó, sobre todo, pérdida en las horas de trabajo. En el primer trimestre del año hubo una disminución del 5.4% en las horas trabajadas y se espera que esta cifra alcance el 14% en el segundo trimestre, es decir, el equivalente a 400 millones de empleos perdidos a tiempo completo. América es la región más afectada, ya que este índice alcanza el 18.3%.

La OIT no puede determinar a ciencia cierta qué sucederá en los próximos meses. En el mejor de los casos, es posible que en el cuarto trimestre haya una disminución del 5% de horas trabajadas con respecto al principio del año, mientras que en el peor y probable horizonte de que haya una recaída en la pandemia, se estima que este número alcanzará el 12%.

Dentro de este contexto, la OIT ha señalado que es indispensable que los distintos países impulsen medidas a gran escala para fomentar la inversión, ayudar a los grupos vulnerables, intensificar las redes económicas internacionales y fortalecer los derechos de los trabajadores. Por este motivo, resulta fundamental asegurar que en México se desarrolle la tercerización responsable y profesional, que es un modelo que, cuando es bien utilizado, ha probado servir para tales fines. No en balde, en la Cumbre Mundial OIT: Covid-19 y el mundo del trabajo, Wayne Chen, presidente de la Confederación de Empleadores del Caribe, hizo un llamado explícito a recurrir a la tercerización como una herramienta fundamental que ayudará a resolver las necesidades tras la pandemia.

TallentiaMX ya hizo un diagnóstico con base en los resultados de la ETOE acerca de las dimensiones de la pérdida de empleos en México y de cómo la subcontratación puede contribuir a solucionar este problema. En este boletín, te ofrece información complementaria para hacer un análisis de los distintos escenarios laborales que se pueden presentar según avance o retroceda el coronavirus, así como una explicación acerca de cómo la tercerización será un elemento central de la ruta para salir adelante.

Deja un comentario