Subcontratación: México debe integrarse a un esquema global

En México está a punto de iniciarse la discusión legislativa acerca del régimen de subcontratación y de su definición en la Ley Federal del Trabajo. Mario Delgado, coordinador de la Bancada de Morena en la Cámara de Diputados, anunció que en febrero se organizará un parlamento abierto para que los agentes interesados lleguen a un consenso. Políticos, empresarios y trabajadores han anticipado declaraciones al respecto.

TallentiaMX considera necesario hacer un balance de la industria del outsourcing en el mundo. Nuestro propósito es ayudar a esclarecer las dimensiones y los beneficios de un sistema del que nuestro país, si ha de crecer económicamente y desarrollarse socialmente, no puede prescindir. Por otra parte, se presentará un breve repaso de la postura de los principales involucrados en el debate en torno a la tercerización. El conocimiento de las condiciones nacionales e internacionales servirá para enriquecer el diálogo y defender un sistema laboral que ha probado contribuir al bienestar y al progreso.

Primeramente, debe recordarse que el outsourcing es un esquema que, por las innovadoras soluciones y ventajas que ofrece, está presente en todas las naciones. Así, sólo en 2019, se estima que alrededor de 250 millones de personas hallaron empleo por medio de alguna empresa dedicada a la subcontratación, cuyo valor de mercado ronda los 100 mil millones de dólares. Este modelo ha servido para incrementar las exportaciones de los países en vías de desarrollo, ha contribuido para que los sectores más vulnerables encuentren una fuente de ingresos y ha sido útil para salvar la brecha de habilidades y competencias que hay entre el mercado laboral y aquellos trabajadores que no cuentan con una capacitación especializada. Por esto, en Alemania el 19% de los nuevos empleos son por medio de una unidad económica especializada en subcontratación, cifra que alcanza el 12% en Francia y el 24% en Brasil.

México no es ninguna excepción. El año pasado atravesamos una crisis de creación de empleos, pues la tasa de crecimiento de empleo formal se redujo a 1.7%, la más baja desde 2009. Los índices hubieran sido significativamente más alarmantes de no haber sido gracias a la enorme creación de posiciones laborales tercerizadas. De 2013 a la fecha, 222 mil de los 670 mil nuevos puestos de trabajo fueron por medio de algún esquema de subcontratación.

Conscientes de esta situación, Luisa María Alcalde, titular de la STPS, Alejandro Salafranca, encargado de la Unidad de Trabajo Digno, y el presidente Andrés Manuel López Obrador han expresado reiteradamente que no consideran necesario modificar la legislación vigente en cuanto a subcontratación se refiere, a diferencia de lo que han manifestado algunos legisladores que en los hechos pretenden acabar con este modelo.

Para combatir las malas prácticas del outsourcing abusivo, el Ejecutivo Federal está instrumentando un sistema de vigilancia efectivo en el que coordina a distintas secretarías e instancias para hacer cumplir la ley. Además, la Miscelánea Fiscal 2020 obligará a que muchas empresas que se dedicaban sin decirlo a la tercerización se vean forzadas a declarar sus actividades y a atender sus responsabilidades legales. TallentiaMX considera que son positivas estas acciones siempre y cuando se desarrollen dentro de los límites de la presunción de inocencia, del respeto al estado de derecho y a la incentivación del empleo y del desarrollo económico. Dados los beneficios que ofrece la explotación responsable de la subcontratación, su amplia difusión en el mundo, los efectos positivos que ha tenido en nuestro país (sobre todo en la creación de trabajo) y las estrategias para combatir su abuso, TallentiaMX considera que, aunque toda ley sea perfectible, no debe modificarse la LFT en materia de outsourcing, y menos si esto significa erradicarlo de manera regresiva. Debemos, ante todo, buscar el mejor derrotero para hacer crecer la industria responsable de la subcontratación, así como promover el desarrollo y la creación de empleos, atendiendo sobre todo las necesidades de la clase trabajadora.

Deja un comentario