Reactivación sólo con subcontratación

Nadie sabe si estamos listos para entrar a la denominada nueva normalidad. El Consejo de Salubridad General ha planeado un sistema de reanudación por semáforos en el que teóricamente habrán de monitorearse tanto el número de contagios por municipios como la disponibilidad hospitalaria. Sigue habiendo dudas acerca de la efectividad de dicho método en el plano sanitario y laboral. Además, todos los centros de trabajo deberán ser sumamente cuidadosos para evitar una segunda ola de COVID-19. Tras varios meses de pandemia, la incertidumbre sigue siendo la nota dominante.

 Sin embargo, hay algo que sí se sabe de cierto. En el futuro próximo será necesario impulsar la creatividad y la flexibilidad. Sólo con estas herramientas podremos ajustar las actividades económicas y sociales a las nuevas condiciones totalmente inéditas en la historia reciente. Por ello, la subcontratación legal será imprescindible para la recuperación.

En primer término, durante el coronavirus se perderán cerca de un millón de empleos formales en México. Así, en lo que resta del año, todas las empresas tendrán que hacer contrataciones legales y expeditas para administrar a su nuevo personal, y deberán encontrar la manera de capacitarlo para que desempeñe adecuadamente sus funciones en estas circunstancias. Con ese fin, deberá fortalecerse la tercerización responsable y profesional, cuya tarea es, precisamente, administrar el talento humano.

Además, ante la reconfiguración de las cadenas productivas y económicas a nivel global, todo indica que América del Norte se verá obligada a fortalecer sus lazos regionales, aprovechar los acuerdos del T-MEC y, de esa manera, salir adelante. Una vez más, la subcontratación está directamente vinculada con este proceso, ya que en México dicho esquema se encuentra presente sobre todo en sectores como la maquila o el turismo, de alta interrelación económica y laboral con sus vecinos del norte.

Además, así como en los meses pasados, será indispensable aprovechar los esquemas que ya ha diseñado y explotado la subcontratación: el trabajo a distancia, la capacitación remota, el empleo a tiempo parcial, el trabajo por turnos o los paquetes de prestaciones para sus empleados.

En conclusión, TallentiaMX desea acentuar que, pese a las dudas ante este nuevo periodo, hay algo que sí puede afirmarse: la reactivación sólo puede lograrse con subcontratación. En este boletín te presentamos un balance acerca de si estamos listos para salir adelante y de las estrategias para lograrlo.

Deja un comentario