PARLAMENTO ABIERTO DE SUBCONTRATACIÓN EN CÁMARA DE DIPUTADOS: SE HARÁN AJUSTES PARA ERRADICAR MALAS PRÁCTICAS

En el Parlamento Abierto para la Reforma en materia de Subcontratación Laboral (Outsourcing), organizado por la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, hubo consenso en cuanto a que no se debe prohibir, perseguir ni criminalizar a la subcontratación, sino que basta con implementar medidas para que se cumpla la normatividad vigente.

En primer lugar, destaca la opinión de Alejandro Salafranca, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la STPS, quien además de expresar —como lo ha hecho en innumerables foros— que el grupo interinstitucional para erradicar las malas prácticas laborales ha dado pruebas de ser extremadamente eficiente, afirmó que se está trabajando con el fin de organizar un mecanismo para que quienes cumplen con la ley lo hagan de manera fácil, en un clima de confianza.  Esto debe propiciar la tercerización legal y responsable, así como el crecimiento económico y el desarrollo social.

En términos generales, entre representantes de cámaras empresariales, funcionarios públicos de alto nivel, legisladores y asociaciones que se presentaron al evento, hubo común acuerdo de reconocer la importancia que la subcontratación tiene para el país en rubros tan indispensables como la creación de empleos, el trabajo de los sectores más vulnerables, la alta cantidad de connacionales que laboran bajo este esquema y las ventajas que ofrece para la productividad y su capacidad para impulsar la economía.

Prevaleció el diagnóstico de que es momento de tomar medidas para combatir frontalmente a quienes incurren sistemática y deliberadamente en prácticas ilícitas, lastimando de ese modo con competencia desleal a las empresas responsables, reduciendo la recaudación fiscal y atentando contra los trabajadores.

TallentiaMX insistió en que debe actuarse con prontitud, puesto que la incertidumbre y la irresolución sólo retardan una decisión necesaria, desgastan el debate público y perjudican en última instancia a todos los implicados en la subcontratación, que por definición es legal y responsable.

Reafirmó que el problema es en realidad muy sencillo —acabar con las empresas ilegales— y que para resolverlo no son necesarios cambios sustantivos a la regulación, sino que bastarían dos acciones concretas. En primer término, la creación de un padrón nacional de empresas de subcontratación, que daría tranquilidad, legitimidad y eficacia a la tercerización. Por último, hay que continuar con el derrotero de la cooperación interinstitucional que ha puesto en marcha el Ejecutivo Federal.

Es hora de unir esfuerzos contra la ilegalidad y de cooperar para seguir impulsando a quienes sí contribuyen al desarrollo, cumplen la ley y dan empleos. TallentiaMX te ofrece un resumen de lo sucedido en este parlamento abierto y reafirma su compromiso de informar y defender la subcontratación.

Deja un comentario