Home office y subcontratación crean empleos modernos y seguros

Desde la perspectiva de TallentiaMX, como asociación de empresas responsables de subcontratación, es de vital importancia impulsar nuevos modelos de trabajo que contribuyan de manera positiva a incrementar la productividad, así como a mejorar la cantidad y la calidad de los empleos en México. Por este motivo, en esta edición de nuestro boletín, hablaremos del teletrabajo o home office, un esquema que ha sido absolutamente fundamental durante estos meses de pandemia, que han estado determinados por el distanciamiento social.

Como prueba de los beneficios del home office, según la Asociación de Internet MX y OCC Mundial, cerca del 70% de los profesionistas han realizado sus tareas desde su hogar; por otra parte, alrededor del 79% de las empresas que se vieron obligadas a extender el trabajo remoto en la contingencia aseguran que seguirán utilizando este modelo laboral durante la denominada nueva normalidad.

Sin embargo, de acuerdo con los estudios del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) realizados expresamente para conocer el impacto del COVID-19 en la economía de México, solamente el 19.6% de las empresas y el 23.5% de los trabajadores fueron capaces de recurrir al teletrabajo durante el confinamiento. Descontando aquellas actividades que por su naturaleza no pueden realizarse a la distancia, esto indica que en nuestro país hace falta capacitar al personal y contar con las herramientas tecnológicas que permitirían laborar a distancia, con los beneficios sanitarios y administrativos que ello acarrea.

De las 32.9 millones de personas ocupadas de 18 y más años usuarias de teléfono, solamente el 23.5% pudo trabajar desde su casa, cuando el 76.5% de los trabajadores no tuvieron la posibilidad de realizar home office. Hace falta, además, que se regule adecuadamente el empleo a distancia en la Ley Federal del Trabajo. Los legisladores tendrán que ver por los derechos de los trabajadores y asegurar que el teletrabajo tendrá un lugar protagónico en la estructura laboral nacional.

El home office y la subcontratación, de la mano, pueden ayudar a detener la caída del empleo y a garantizar la seguridad sanitaria de los trabajadores. Con la tercerización se puede contar con talento humano capacitado y con mayores índices de productividad, aspectos que el teletrabajo necesita para que funcione adecuadamente. En este boletín encontrarás todo lo que requieres saber del teletrabajo.

Deja un comentario