EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER: POR UN MUNDO EQUITATIVO Y SIN VIOLENCIA

Dado que hoy, 8 de marzo, es Día Internacional de la Mujer, y ante el lamentable contexto de violencia de género, inequidad, machismo y misoginia que prima especialmente en México, TallentiaMX decidió elaborar un número especial de su boletín que contiene noticias, estudios e información acerca de la situación laboral de las mujeres, que, por desgracia, sigue determinada por la disparidad salarial, el acoso y el hostigamiento.

De acuerdo con la OCDE, en nuestro país el 63% de las mujeres mayores de 15 años son víctimas de algún tipo de violencia de género. Además, ocupamos el lugar 103 de una lista de 167 naciones con respecto a la inclusión económica, social y política, así como la procuración de justicia y seguridad.

A ello debe añadírsele que, en el aspecto laboral, el 50% de las mujeres han sufrido acoso y que la igualdad salarial sigue siendo una deuda histórica, incluida en la Agenda 2030 de la OIT. En promedio, en nuestro país las mujeres ganan un 15.6% menos que los hombres.

Todo lo anterior es síntoma de una inaceptable injusticia y de un pavoroso desequilibrio social. Sin embargo, además de ello, esto constituye un grave problema para el desarrollo económico. Únicamente el 40% de las mujeres participan en el mercado laboral y más de la mitad de ellas trabaja en la informalidad, con los efectos negativos que esto conlleva en derechos sociales, crecimiento económico, generación de riqueza, entre muchos otros aspectos.

TallentiaMX se une al llamado que hoy se hace para poner un alto a la violencia de género y a la inequidad. Consideramos que en el mundo del trabajo se librará una de las batallas decisivas para terminar con estas realidades inaceptables. Sostenemos que la renovación de la estructura laboral tiene como una de sus principales directrices la paridad de género, y que, simultáneamente, no habrá paridad de género si no renovamos nuestras estructuras laborales.

Ahora más que nunca es indispensable que las mujeres alcen la voz, defiendan sus derechos, acaben con la violencia que pone en riesgo su vida y den a conocer su importancia social y económica. Una vez más, acaso con más fuerza que nunca, el movimiento de este 8 y 9 de marzo servirá para llamar la atención acerca de la desigualdad ingente que todavía pesa sobre los hombros de México. Reconocer un problema es el primer paso para solucionarlo.

Deja un comentario