Diez argumentos a favor de la subcontratación responsable

El pasado jueves 12 de noviembre, el Ejecutivo Federal hizo llegar una iniciativa de ley que, según parece, tiene como objetivo acabar con la subcontratación de personal. En TallentiaMX hemos sostenido que es indispensable regular para erradicar las malas prácticas dentro de la tercerización, pero no terminarla por completo. A continuación, te presentamos diez argumentos a favor de una regulación moderna y propositiva en mate- ria de outsourcing, así como los riesgos de su prohibición:

1. Legalidad. Es necesario acabar con la facturación falsa, el subregistro de trabajadores ante el Seguro Social, la evasión fiscal y con cualquier comportamiento ilícito tanto dentro del mundo de la subcontratación como fuera de éste, donde también ocurren y con más frecuencia malos comportamientos laborales. De ese modo, se beneficiaría a los trabajadores, a la recaudación hacendaria y a las propias empresas de outsourcing responsable, que actualmente no pueden hacer frente a la competencia desleal e ilegal.

2. Creación de empleos formales. En México, hay alrededor de 7 millones de personas que trabajan en algún esquema de subcontratación legal, la cual ha sido capaz de reducir los niveles de informalidad del 33 al 22% en diversos subsectores. En 2018, más del 25% del personal ocupado eran trabajadores tercerizados. No es razonable acabar con un modelo que permite crear empleos formales con seguridad social y que, por lo tanto, combate la informalidad, la precarización del trabajo y la pobreza.

3.Apoyo a sectores vulnerables. Vivimos en un país donde la desigualdad es una deuda social histórica. El outsourcing profesional ayuda a combatirla, puesto que es un modelo flexible, que favorece a sectores sistémicamente discriminados: 4 de cada 10 personas subcontratadas son mujeres, hay cerca de un millón de madres solteras tercerizadas y los jóvenes de 15 a 29 años constituyen el 25% del personal subcontratado.

4. Contexto de crisis. Debido a la pandemia de COVID-19, vivimos la peor crisis económica y laboral de la historia reciente. Las optimistas proyecciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público indican que el Producto Interno Bruto habrá caído 8% al cerrar 2020 y, a grandes rasgos, puede afirmarse que, todavía hoy, 3.6 millones de personas que perdieron su fuente de ingresos por el coronavirus no lo han recuperado. No podemos obstaculizar la creación de empleos ni el desarrollo económico.

5.Garantizar medidas sanitarias. En esta etapa de nueva normalidad, es indispensable reconvertir las actividades laborales para poder cuidar de la salud de las personas. La tercerización sirve para poner en marcha esta transformación debido a que, mediante la capacitación del personal, estimula el uso de nuevas tecnologías, el teletrabajo y medidas como la sanitización y el cuidado de la sana distancia.

6.Cumplimiento del T-MEC.

A partir del 1 de julio entró en vigor el T-MEC. Dado que dicho tratado comercial —indispensable para México— pretende homologar las condiciones laborales de América del Norte, debemos incentivar el outsourcing, pues éste es intensivamente utilizado por nuestros socios comerciales de la región, donde hay casi 25 millones de trabajadores subcontratados.

7. Cadenas productivas internacionales. La tercerización es altamente usada en sectores como la industria manufacturera o el comercio, de tal suerte que intensifica cadenas productivas internacionales (sobre todo, en América del Norte), necesarias para el desarrollo económico.

8.Promover la inversión.

La subcontratación legal puede atraer a inversionistas, ya que provee a las empresas de personal altamente capacitado, ofrece conocimientos en materia de administración del talento, otorga créditos y permite que las distintas actividades productivas se concentren en su core business (funciones sustantivas).

9. Respetar acuerdos y hacer cumplir la ley. Entre 2019 y 2020 hubo en el Congreso de la Unión una serie de parlamentos abiertos y mesas de alto nivel donde el sector privado, autoridades y trabajadores llegaron a acuerdos en torno a la regulación de la subcontratación. Es importante atender a dichos diálogos y, en este marco, hacer cumplir la legislación vigente, la cual prohíbe las conductas abusivas. Todo apunta a que la actual iniciativa ignora los acuerdos mencionados.

10. Padrón nacional de empresas de subcontratación. Es necesario crear en México un registro de tercerización administrado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con el cual las autoridades puedan ofrecer tanto a empresas como a trabajadores la certidumbre legal y laboral que requiere el sector para operar y que el país necesita para hacer frente a la crisis.

En esta edición de nuestro boletín, encontrarás la información más relevante acerca de los cambios que debemos llevar a cabo en el outsourcing para acabar con cualquier comportamiento ilícito, para aprovecharlo como una manera de impulsar el empleo formal y el desarrollo económico, así como un análisis de las graves consecuencias que tendría su prohibición.

Deja un comentario