Contra pobreza y desempleo subcontratación solidaria con las mipymes

Para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), han sido y seguirán siendo meses extremadamente difíciles. El panorama laboral y económico era de por sí complicado para ellas, pero con el coronavirus han visto cerrarse muchas de las alternativas que les permitían sobrevivir. El desempleo y la pobreza han aumentado muchísimo, y son pocas las perspectivas para salir adelante. Por este motivo, tenemos que incentivar con urgencia y a gran escala modelos de trabajo legales y dinámicos como la subcontratación, que, por medio de créditos, de administración de la nómina, de capacitación del personal y de uso de tecnología son un respaldo para las mipymes y un arma contra la pobreza y el desempleo.

Hasta 2019, el 99.8% de las empresas en México eran mipymes, las cuales abrigaban cerca del 70% del empleo del país. Antes de la crisis generada por el COVID-19, este tipo de empresas vivían una difícil situación por la falta de acceso a créditos, la poca capacidad de utilizar nuevas tecnologías, la dependencia de sus proveedores, así como el tamaño de sus reservas de efectivos y de sus inventarios.

Pero ahora, con la contingencia y el distanciamiento social, la situación se volvió insostenible para ellas. Por ejemplo: los resultados recientes de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelaron que de los 12 millones de personas que dejaron de trabajar en abril, casi 11 millones laboraba en mipymes, esto es, prácticamente el 90% de la reducción de la participación laboral fue para esta clase de negocios.

Todavía es demasiado pronto para saber con exactitud cuál será el saldo que la pandemia dejará en los niveles de desempleo, de pobreza y de cierre de mipymes. Pero no podemos esperar resultados muy positivos cuando de acuerdo con la Organización Mundial de Comercio, en Estados Unidos el 50% de las mipymes cerró, despidió o suspendió empleados por la contingencia.

Por tanto, es fundamental que en los próximos meses no desnaturalicemos la lucha a favor del empleo y de las mipymes. Tenemos que cerrar filas y utilizar los recursos que tenemos al alcance para reactivar la economía y rehacer nuestra estructura laboral.

TallentiaMX reafirma una vez más que la subcontratación será capaz de instrumentar la recuperación laboral y de presentarse como una alternativa legal y responsable para que las mipymes puedan seguir trabajando. En este boletín encontrarás la información más relevante acerca de la crisis de las mipymes y de algunas de las posibles salidas a esta situación en el contexto de la nueva normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *