Estados Unidos subcontrata casi 30 millones de empleos

Por TallentiaMX

En Estados Unidos de América (EE.UU.) el outsourcing ocurre cuando una empresa emplea trabajadores por contrato para realizar una actividad particular en lugar de emplear a sus propios trabajadores[1].

En ese país, además de los trabajadores bajo la estructura laboral tradicional donde los trabajadores son empleados de la empresa, existe un esquema que brinda oportunidades a las empresas de contratar a un tercero para realizar actividades secundarias y así concentrarse en el núcleo de su negocio. Dicho esquema es el llamado trabajo alternativo (alternative arrangement), que algunos académicos norteamericanos consideran como outsourcing en su definición más amplia.

El análisis elaborado por TallentiaMX contempla dos dimensiones: el outsourcing doméstico o interno, el cual se realiza entre empresas estadounidenses al interior del país, y el outsourcing externo, que consiste en el empleo generado por filiales de compañías estadounidenses en otros países.

Outsourcing doméstico

Un estudio de W.E. Upjohn Institute for Employment Research[2] considera una definición amplia del outsourcing doméstico, que se refiere a las empresas privadas y entidades gubernamentales ubicadas en EE.UU. que contratan a otras empresas o individuos ubicados en territorio estadounidense.

Con base en esta definición, en 2017 el outsourcing doméstico brindó empleo a alrededor de 15.5 millones de estadounidenses, equivalente al 10.1% del total de los trabajadores empleados en el país.

Outsourcing externo

Respecto al outsourcing externo, que es el empleo generado por filiales de empresas estadounidenses en otros países, un estudio del Congressional Research Service[1] señala que está relacionado a la inversión extranjera directa y su impacto en el empleo de EE.UU. en la medida en que las empresas estadounidenses buscan ubicaciones extranjeras y trabajadores extranjeros para realizar el trabajo que tradicionalmente se ha realizado en EE.UU. Debido a ello, los análisis económicos de aquella nación estudian las actividades de las empresas multinacionales estadounidenses. En este sentido, en 2017 el empleo generado en el extranjero por filiales de las empresas estadounidenses fue de 14.4 millones de trabajadores y representaron el 33.9% del empleo de las empresas multinacionales estadounidenses en todo el mundo, de acuerdo con U.S.Bureau of Economic Analysis[2].

Tamaño del mercado de outsourcing de EE.UU.

Sumando las dos dimensiones anteriormente descritas, se infiere que EE.UU. subcontrata casi 30 millones de empleos, de los cuales, aproximadamente 15.5 millones ocurren al interior del país y 14.4 millones tienen lugar fuera del país.

En conclusión, a pesar de que EE.UU. experimenta la expansión económica más larga en su historia, el crecimiento de su Producto Interno Bruto sigue debilitado (el crecimiento promedio en la expansión actual ha sido de 2.3%), el cual está altamente relacionado con el nivel de empleo, pues a medida que el PIB se expande o se contrae, el empleo también lo hace. Por ello, las empresas han aprovechado las formas alternativas de trabajo como lo es el outsourcing, que, aunado a las nuevas tecnologías, contribuye a reducir costos. Esto les permite ser competitivas en el mercado al concentrarse en el núcleo de su negocio y contratar a un tercero para llevar a cabo actividades secundarias.

Referencias:
1 De acuerdo con U.S. Bureau of Labor Statistics https://bit.ly/2t5G2fU
2 Bernhardt, A., Batt, R., Houseman, S. N., & Appelbaum, E. (2016). Domestic outsourcing in the United States: a research agenda to assess trends and effects on job quality.
3 Jackson, J. K. (2013). Outsourcing and insourcing jobs in the US economy: Evidence based on foreign investment data.
4 U.S. BEA https://bit.ly/2s941dw

Deja un comentario