Si seguimos subsidiando el software y no apoyamos a las personas, el futuro laboral no luce prometedor

Para comprender la división actual del mundo, se necesita analizar la reducción en los últimos años, de la participación de la mano de obra en la economía. Un informe sobre el mercado laboral estadounidense, realizado por el McKinsey Global Institute (MGI), mostró que la principal razón de la disminución de la participación de la mano de obra es que los super-ciclos en sectores como el de los productos básicos y bienes raíces han convertido a esos sectores, los cuales favorecen el capital sobre la mano de obra, en una parte más importante de la economía general.

La segunda razón es el aumento en la importancia de los activos intangibles -software y computadoras- en la economía de EE.UU. que al depreciarse más rápidamente provoca que se invierta más dinero en ellas, lo cual deja menos para la mano de obra. Eso, en combinación con la automatización, representa el 38% de la disminución total de la mano de obra desde 1999. Cuando la mano de obra representa menos del costo total de la producción de bienes y servicios, la externalización de empleos comienza a tener menos sentido.

La solución es cambiar la política para apoyar la inversión en capital humano, EU.UU. debe cambiar su código tributario para permitirles a las empresas amortizar las inversiones en trabajadores de la misma forma que hacen con las maquinarias.

Fuente: El Financiero

Deja un comentario