Se debe evitar el “terrorismo fiscal”, advierten expertos

La iniciativa que propone que cualquier tipo de defraudación fiscal sea considerada como delincuencia organizada no es del todo bien vista por abogados y especialistas fiscales, pues ello implicaría una especie de “terrorismo fiscal” para los contribuyentes.

Juvenal Lobato, profesor de derecho fiscal de la UNAM, está de acuerdo en que se considere delincuencia organizada a quienes realizan actividades de compra y venta de comprobantes fiscales que amparan operaciones simuladas, pero no aprueba que también se incluyan las defraudaciones que se dan por error al momento de registrar ingresos, eso podría llevar a la prisión preventiva oficiosa. Entonces, se vuelve un arma de terrorismo fiscal.

El fiscalista Hebert Bettinger coincidió en que se debe sancionar de manera severa a quienes comercializan con facturas apócrifas, es decir, castigar desde el que la fábrica, el que la vende y el que la adquiere. Lo mismo para quienes manejan esquemas de outsourcing y que van en contra de la seguridad social del país. Sin embargo, acotó que se deben aclarar los alcances de cuándo se considera delincuencia organizada, pues en la práctica, es posible que se puedan cometer errores por parte del contribuyente, ya sea persona física o moral.

Jorge Lara, académico del Instituto Nacional de Ciencias Penales, indicó que “hay empresas que tienen miles de operaciones al mes ¿cómo van a hacer para cerciorarse que en la totalidad de los casos estas operaciones no están relacionadas con alguna facturera? Ahí pudiera haber una circunstancia de desproporción”.

Fuente: El Economista

Deja un comentario