La Secretaría de Cultura federal contrata plantilla de 630 personas, a través de outsourcing

La puesta en marcha del programa de Cultura Comunitaria —que aspira cubrir 720 municipios en los dos primeros años— ha derivado en la creación de una nómina paralela en la Dirección General de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura. Se trata de una nómina de, por ahora, 630 personas, pero que para este año se calcula que tendrá una plantilla máxima de mil 133. Estas personas fueron contratadas a través de una empresa de outsourcing, Lore Soluciones Integrales, en un contrato por 178 millones.

Esta plantilla se contrató en un contexto de recorte, cuando dejaron de trabajar más de mil personas en dicha Secretaría, como parte de la austeridad del gobierno del presidente López Obrador.

Diferentes figuras políticas se han manifestado en contra del outsourcing, la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, ha dicho estar a favor de que se revise la regulación del outsourcing y de que se establezcan reglas más claras, ya está en contra de su desaparición. Se prevé que en el próximo periodo ordinario se discuta el tema en la Cámara Alta.

La Secretaría de Cultura optó por la subcontratación porque sólo así se podía ofrecer seguridad social a la plantilla. Esther Hernández, Directora General de Vinculación Cultural dijo: “La opción que nos dieron en Administración (de la Secretaría) fue un Servicio de Administración de Nómina”; y añadió: “Cuando estábamos planteando el tema de la contratación de la gente […], yo insistía mucho en que tuvieran seguro”. Lore Soluciones tiene la responsabilidad de entregar mensualmente, entre otras cosas, copia de la constancia de afiliación al IMSS y constancias de pagos correspondientes a las cuotas obrero-patronales al IMSS.

Fuente: El Universal

Deja un comentario