Formalización, clave para detonar el crecimiento del empleo

El gobierno mexicano estableció la meta de reducir 3% la informalidad laboral durante el sexenio, sin que hasta el momento tenga un programa específico.

Entre 2013 y 2018, el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), registró un aumento en las inscripciones de seguridad social de 3.8% promedio anual, lo que no concuerda con el bajo crecimiento económico de 2.4% promedio anual en el mismo lapso. Resulta paradójico para los expertos, ya que el crecimiento económico es uno de los determinantes de la formalización laboral. En los meses recientes se observa una caída de las contrataciones formales, lo que evidencia que los programas de formalización implementados en años anteriores no han tenido continuidad.

El gobierno mexicano plateó en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) la meta de disminuir la informalidad laboral en 3 puntos porcentuales en el sexenio. En la Se retaría del Trabajo y Previsión social (STPS) no existe un programa de formalización del empleo. Se observa que actualmente la dependencia tiene como prioritario el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro. Casi dos terceras partes de los 54.2 millones de trabajadores en el país trabajan en la informalidad. Los expertos observan que la informalidad implica un alto costo, su existencia reduce los recursos fiscales para inversiones productivas. El programa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la Formalización en América Latina y el Caribe, realizó estudios donde se destacan tres hallazgos: La formalización toma tiempo, la informalidad decrece un punto porcentual por año; el crecimiento económico importa bastante; y la puesta en práctica de programas y políticas reduce la informalidad.

Fuente: El Economista

Deja un comentario