EEUU busca auditar a empresas mexicanas: “inaceptable” respondieron industriales

Fuente: Infobae

Eugenio Salinas, presidente de la Comisión de Comercio Exterior de Concamin aseguró que eso no está no está contemplado en el T-MEC, por lo que la reciente reforma laboral, se cumple con todos los requisitos que se establecieron en el acuerdo

La discusión por las condiciones laborales que quedaron asentadas en el Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sigue vigente.

Y es que este lunes, los senadores demócratas Sherrod Brown del distrito de Ohio y Ron Wyden por Oregon, presentaron una iniciativa para que puedan las empresas mexicanas de las que se sospeche que no cumplen con las cláusulas laborales establecidas en el Tratado, puedan ser auditadas.

De acuerdo con el periódico Reforma, los legisladores proponen la creación de equipos conformados por inspectores mexicanos y estadounidenses, que acudan a las fábricas mexicanas a verificar que se alineen con el T-MEC.

La propuesta fue calificada como inaceptable por empresarios mexicanos.

Esto es inaceptableeso no está contemplando en la parte de negación del Tratado. México a través de las recientes reformas que se promulgaron en materia laboral cumple con todos los compromisos que se adquirieron para firmar el T-MEC y eso es a lo que estamos dispuestos”, aseguró Eugenio Salinas, presidente de la Comisión de Comercio Exterior de Concamin.

Señaló que pueden seguir las reuniones entre los líderes sindicales dentro del país, pero aseguró que la revisión no se convertirá en una obligación.

“Pueden venir los representantes, como seguramente existe, a una serie de eventos y congresos donde se junten líderes sindicales de los diferentes países, pero no que sea como una obligación (auditoría) o una imposición”, comentó.

El cambio y la aprobación de una nueva reforma laboral mexicana fue la condición que las autoridades de Estados Unidos propusieron para avanzar y concretar el nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos y México-Canadá (USMCA), que sustituiría al TLCAN.

El pasado primero de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la reforma laboral que fue aprobada por el Congreso de la Unión, con la cual, México cumple sus compromisos ganados con la firma del T-MEC, que entre otros aspectos otorga derecho a la libertad sindical y a la negociación colectiva.

Salinas comentó que la cláusula para que entre en vigor el T-MEC, refiere que será el primer día del tercer mes (90 días) después de que el último país haya notificado su conclusión de sus procesos internos mediante el envío de una carta a las otras dos partes para anunciar que ya terminó sus proceso de aprobación.

Se espera que EU y Canadá lo anuncie en septiembre, por lo que el T-MEC entraría en vigor a principios de enero de 2020.

La situación laboral en México, tema de debate en Estados Unidos

A principios de abril de 2019, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, advirtió que la ratificación del acuerdo comercial no sería votada si México no impulsaba las reformas laborales.

“Es un tema importante cómo son tratado los trabajadores en México”, dijo Pelosi.

El acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) fue abordado en noviembre de 2018 después de intensas negociaciones que se extendieron durante un año, pero todavía debe obtener el aval de los respectivos congresos para entrar en vigor.

El pacto comercial estipula que al menos 40%del contenido de un automóvil fabricado en México tiene que ser ensamblado por trabajadores que ganen por lo menos 16 dólares la hora (unos 300 pesos mexicanos) para poder ser vendido en el mercado estadounidense, mientras que el salario mínimo diario en México es de poco más de USD 5 (102 pesos).

Jean-Dominique Leraci, ministro consejero de Comercio de la Embajada de Canadá en México, señaló que su país sigue de cerca este tema laboral para ver si México realmente va a cumplir con los procedimientos.

“Entendemos que se acerca una verdadera democracia laboral, y para nosotros es importante el tema laboral en términos de comercio. No hablamos del tema laboral para todo lo que puede pasar en México, sino que el costo del trabajo no sea una ventaja importante para cualquiera de los tres países. En inglés hablan de un level plane field (piso parejo)”, dijo.

Manuel Molano, nuevo director general de Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), difiere de las opiniones anteriores y consideró que las reformas a la Ley Federal del Trabajo pueden darle “algo de espacio político a Donald Trump” y abrir la puerta a sindicatos estadounidenses que buscaban una participación mayor en el sindicalismo mexicano para tratar de igualar las condiciones labores.

Sindicatos, los grandes perdedores de la reforma laboral en México

El pasado 12 de abril, el pleno de la Cámara de Diputados mexicana aprobó en lo general y en lo particular el dictamen de la Reforma Laboral. La reestructuración implica la modificación de más de 650 disposiciones legales de cinco leyes diferentes.

Sobre estas modificaciones, Ricardo Corona Real, director jurídico del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), dijo que es un proyecto para mejorar positivamente las condiciones laborales de la población.

En entrevista con Infobae, explicó que las reformas incluyen el tema de la sindicalización, la transparencia de los contratos, la negociación colectiva y la creación de centros de conciliación y mecanismos que garanticen el voto secreto del trabajador a la hora de escoger a sus representantes gremiales.

La importancia de la reforma es incluso un tema estructural, pues el Foro Económico Mundial (FEM) ha catalogado al mercado laboral como el segundo gran problema de México, sólo por debajo de la inseguridad.

El T-MEC ya fue aprobado en México

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El 19 de junio de 2019, el Pleno del Senado de la República aprobó en sesión extraordinaria, el proyecto de decreto por el que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sustituye al TLCAN.

Los tres países firmaron el T-MEC en noviembre de 2018, pero aún no se ha ratificado, ante el cambio en la Cámara de Representantes en Estados Unidos y las próximas elecciones federales en Canadá.

El T-MEC presenta cambios sustanciales en materia de reglas de origen del sector automotor; en el capítulo laboral; se suman nuevos tópicos como comercio electrónico, medio ambiente y Pymes; nuevas disposiciones en materia de propiedad intelectual; se precisa la soberanía de México sobre sus recursos energéticos; entre otras cosas.

En los últimos años, México ha logrado cifras récord a nivel comercial en su relación con sus socios en América del Norte. De hecho, durante el primer cuatrimestre de 2019, por primera vez en la historia, nuestro país se convirtió en el primer socio comercial de Estados Unidos con un comercio superior a USD 203,000 millones por arriba de Canadá y China.

Deja un comentario