Cambio del modelo: Gobernanza y transparencia en la subcontratación

Para mantenerse competitivas en el mundo de los negocios, las empresas y corporaciones han dependido durante años de la tercerización. Si bien esta actividad ha existido durante muchos años, las formas en que las empresas la aprovechan están cambiando.

Con base en un trabajo de investigación con las compañías Fortune 1000, los expertos en análisis de outsourcing han identificado tres factores que pueden transformar y optimizar los contratos de tercerización para ofrecer un mayor valor. Cabe señalar que todo gira en torno a la transparencia, que fomenta la construcción de relaciones, la confianza y la rendición de cuentas.

Aproveche un enfoque de cogestión.

Por lo general, las empresas que contratan la tercerización han llevado a cabo la gobernanza o supervisión de la subcontratación en silos (que son unidades en la organización que se aíslan de los demás departamentos estableciendo su propio “modus operandi”), a menudo con equipos con poco personal, falta de capacitación y que carecen de las herramientas para colaborar de manera efectiva. Este enfoque fragmentado da como resultado una pérdida de valor.

El nuevo esquema implica que la empresa contratante debe enfocarse en construir una relación sólida y alinear estrategias, metas y objetivos a través de la colaboración, el respeto mutuo y la comunicación continua. La cogestión crea una relación en la que ambas partes (empresa contratante y empresa de subcontratación) tienen un interés personal en la dirección y el éxito del programa con transparencia, tanto a nivel estratégico como operativo.

Debe considerarse lo siguiente al construir una estructura de cogestión:

1. Estructura de gestión de niveles con alineación entre pares.

2. Definir claramente la toma de decisiones y los derechos de autoridad y asegurar que tanto la empresa contratante como la empresa de subcontratación tengan un entendimiento mutuo.

3. Asegurar el compromiso de los directivos y el presupuesto para hacerlo.

Elija la plataforma tecnológica adecuada

Debe utilizar una herramienta técnica que automatice la función de supervisión o gobernanza de outsourcing y que cumpla los siguientes requisitos:

  • Asegurar que se capturen datos precisos para proporcionar visibilidad operativa.
  • Capturar datos exactos para crear puntos de referencia, acuerdos de nivel de servicios (SLA por sus siglas en inglés) y métricas.
  • Garantizar la visibilidad en tiempo real de las actividades para determinar los entregables y predecir resultados.
  • Vincular los datos capturados a las métricas y SLA actuales.
  • Liberar recursos del equipo de gobernanza para enfocarse en otras actividades de valor agregado, como las actividades sustantivas de la empresa contratante.
  • Apoyar un enfoque justo y basado en datos para estimular el rendimiento y la productividad del equipo.
  • Garantizar la capacidad de respuesta y la responsabilidad para impulsar mejoras continuas.

Elige a las personas adecuadas.

Algunos expertos establecen que un paso incorrecto común es simplemente asignar una gestión de subcontratación a las personas que anteriormente manejaban la actividad internamente. Esto es un error porque el modelo de tercerización es claramente diferente de un modelo de servicio interno.

La gobernanza del outsourcing requiere ejecutivos experimentados de alto nivel que puedan desarrollar y mantener relaciones con todas las partes. El nivel de gestión debe ser lo suficientemente alto como para tener influencia y autoridad para garantizar que la estrategia y las operaciones se alineen en todos los niveles y específicamente entre las dos empresas.

Centrarse en estos enfoques de gestión progresivos puede transformar la gobernanza de la subcontratación a través de una mejora recién descubierta en colaboración y compromiso, visibilidad, transparencia y productividad.

Fuente: Forbes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *